Una mujer que llevaba un negocio ilegal sumamente cruel para los animales, ha sido penalizada por la justicia de la República Argentina. Se trataba de un criadero clandestino de perritos de raza Caniche Toy, dentro del cual había 17 animales en terribles condiciones. Los sucesos ocurrieron en el barrio porteño llamado Caballito.

Las autoridades hicieron el descubrimiento gracias a que hubo una denuncia, primero anónima, que llegó a las oficinas de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema). Gracias a eso, se comenzó a conducir una investigación, hasta que la información fue más clara y precisa. Enviaron entonces a varios oficiales para que hicieran un allanamiento al criadero. Se puede decir que llegaron a tiempo, pero es lamentable que ocurra algo así con seres inocentes.

Cuando los oficiales llegaron al terrorífico lugar, consiguieron a 17 perritos caniche –siete machos y cuatro hembras–, de los cuales ninguno estaba castrado. Además de eso, había seis cachorros que se presume serían comercializados. Ya es terrible el hecho de comerciar ilegalmente de esa forma a los animales, pero que además los mantengan en condiciones deplorables para su salud, es peor aún.

Fue necesaria la asistencia de un profesional, así que llamaron a un veterinario de la Gerencia Operativa de Protección Animal de la Agencia de Protección Ambiental en Buenos Aires. Apenas se presentó allí y examinó a los animales de forma ambulatoria, determinó que estaban casi desnutridos, muy sucios (a niveles perjudiciales para su salud), y en líneas generales, en muy mal estado. Sus condiciones físicas eran terribles…

Allí en el criadero ilegal conducido por esa irresponsable mujer, se presentaron aquellos vecinos que en un principio denunciaron las terribles acciones cometidas. Ellos le suministraron a las autoridades algunas fotografías que demostraban los crímenes de los cuales todos ya estaban seguros.

Con la ayuda de esas pruebas y la información recolectada en el momento del allanamiento se logró construir el caso contra esa mujer. Las condiciones terribles tanto de higiene como de alimentación para los animales no podían negarse de ninguna forma. Algunas de las fotos datan de hace unos dos años. Pobres animales…

Todo Noticias Argentina

Este es el inquietante momento en que la policía encontró a los pobres cachorros en las peores condiciones:

A la encargada del criadero ilegal le imputaron cargos de maltrato animal. A todos los animales los trasladaron a organizaciones de protección animal sin fines de lucro, para su posterior recuperación. De corazón esperamos que los reciban con amor y les ayuden a ser adoptados. De esa forma podrán sanar sus heridas emocionales y vivir en un hogar rodeados de amor. 

Te invitamos a compartir esta información con todos tus conocidos y allegados. Hay que detener el maltrato animal. Lugares como este deben ser denunciados y no pueden seguir siendo sostenidos por clientes dispuestos a comprar animales sometidos a tanto sufrimiento.