La responsabilidad de los padres es imprescindible en el crecimiento y desarrollo en todas las etapas de los hijos. Aunque no hay una escuela que nos enseñe cómo ser padres, la intuición y el amor no fallan cuando se trata de velar por su bienestar.

Existen experiencias, tanto positivas como negativas, que muchos padres comparten como un aporte para que otras familias las consideren en la gran labor de educar a los hijos.

Aaron Davis, es un padre de 34 años que decidió compartir las imágenes de su hijo Morgan tras sufrir un accidente para mostrar al mundo la importancia de usar el casco de seguridad y los protectores cuando se conduce una bicicleta.

Son imágenes que pueden resultar un poco perturbadoras, sin embargo, es una manera que crear conciencia sobre la protección que necesitan los niños cuando conducen una bicicleta.

También es cierto que en algunos casos son los hijos adolescentes quienes se resisten a ser precavidos, por eso se valora este tipo de información porque nadie realmente quiere tener consecuencias fatales.

Aaron instó a todas las personas a usar los cascos y advirtió a su hijo de 11 años que podría haber muerto en este horrible accidente ciclista si no hubiera usado su casco.

Aunque es muy lamentable que Morgan tras el accidente se haya roto la nariz, la cuenca del ojo y los huesos de ambas mejillas, afortunadamente no sufrió daños cerebrales y pudo mantenerse con vida gracias a la protección que le brindó el casco.

Este joven sufrió el accidente mientras regresaba a su casa desde la escuela en bicicleta y se estrelló contra una pared de ladrillo cuando intentó moverse hacia a la acera tras evadir a un coche en la carretera de un solo carril, en Lincolnshire.

Justo en el momento cuando intentó subir del pavimento, la rueda delantera de su bicicleta golpeó el borde de la acera y la rueda trasera tropezó con una piedra, haciendo que saltara hacia adelante golpeando fuertemente su cara contra la pared.

El joven herido fue trasladado al hospital por un desconocido donde fue atendido en urgencia antes de que su padre llegara. El equipo médico le colocó suturas en las heridas.

Cuando su padre llegó quedó realmente sorprendido por el alcance de las lesiones de su hijo, quien necesitará cirugía reconstructiva en su nariz. La recuperación de este adolescente fue un proceso doloroso y lento. Su alimentación fue a través de jeringas durante dos semanas.

El doctor dijo que, si no usara el casco, no estaría sentado aquí ahora. La parte delantera del casco protegía la parte superior de su cabeza.”

Ante la gravedad de las consecuencias del accidente de su hijo Aaron quiso resaltar la importancia del uso del casco.

Metro

Queremos que las personas sepan que los cascos no son solo de exhibición. Mis hijos no tienen otra opción, no usan la bicicleta sin casCo”.

Es un mensaje muy importante de alguien que tuvo una experiencia dolorosa, que pudo ser fatal.

Ayudemos a este padre a crear conciencia sobre la responsabilidad en el uso del casco a la hora de usar una bicicleta. Comparte con tus amigos, no importa que se trate de un trayecto habitual nunca se sabe cuándo se puede presentar un inesperado incidente.