El embarazo precoz es uno de los problemas sociales de los sectores más vulnerables de la población, en algunos casos las consecuencias para las jóvenes madres y sus bebés son fatales por tratarse de embarazos de riesgo.

Generalmente, las jóvenes no reciben el control médico adecuado para que su embarazo llegue a feliz término ni cuentan con las condiciones necesarias para brindarles los cuidados y atención que necesitan. En los peores casos, los niños son abandonados a su suerte.

Esta noticia ha estremecido las redes, se trata de una joven estudiante de 15 años que dio a luz a una niña en la calle freten a su madre quien sorprendida e indignada abandonó al bebé.

La menor dio a luz al bebé en las adyacencias a un hospital en China, estaba junto a su madre cuando parió y ella desconocía que estaba embarazada.

Ante la sorpresa y la indignación que sintió su reacción fue totalmente desproporcionada, pudo haber abrazado en su regazo a su nieta y preocuparse por su salud, así como por la de su hija.

Pero ella arrojó al pequeño al pavimento y alegó que su hija era muy joven para ser madre y que no podrían quedarse con el bebé. Qué injusticia para un niño que no pidió nacer y que lo único que esperaba era recibir el amor y atención que necesita para crecer saludable y feliz.

Es una lástima que algunas personas no sepan reconocer la magnitud del compromiso de cuidar a un pequeño tan vulnerable y frágil que depende de los adultos para poder sobrevivir.

Los testigos del cruel acto de la abuela del niño contemplaron con dolor al bebé que yacía desnudo en una carretera de Jiaxing en la provincia de Jiangsu. La adolescente estaba visitando a su madre que vive en Taixing, a tres horas en tren de la provincia en la que ella reside y estudia.

Según los informes de los medios de comunicación locales, la madre de la joven había notado que su hija tenía sangrados vaginales irregulares a su período menstrual, pero pensó que podría tratarse de problemas hormonales.

Decidió llevarla al hospital para diagnosticar su presunta afección y justo después de bajarse del autobús la adolescente comenzó a dar a luz.

Los guardias de seguridad del hospital fueron alertados del incidente y lo denunciaron ante la policía. La niña recién nacida fue trasladada junto a su madre al hospital para recibir atención médica.

La joven tenía la placenta dentro del útero y fue necesario someterla a una cirugía de emergencia para poder extraerla y prevenir que sufriera infecciones graves.

Daily Mail

Mientras que la pequeña sufrió lesiones en la cabeza por el impacto del golpe propinado por su abuela. La policía determinó que la mujer cometió un delito al abandonar a la bebé recién nacida en la calle tras agredirla.

Afortunadamente la pequeña y su madre lograron sobrevivir, esperamos que tengan la calidad de vida que merecen. Comparte esta noticia y condenemos el maltrato infantil.