Cuando los niños están en la escuela por lo general nos imaginamos que están en buenas manos, que están en un lugar donde reciben educación, aprenden a relacionarse con otros niños y mediante el ejemplo de los adultos, de sus educadores aprenden de valores.

Pero aparentemente, no siempre es así la verdad es que el colegio se puede convertir en un lugar de supervivencia, con problemas como el “bullying” y posibles abusos de parte de los profesores.

En Ohio, un pequeño niño de 6 años tuvo que sufrir los maltratos injustificados de parte de una profesora solo por ir al baño.

Los hechos quedaron grabados en las cámaras de seguridad de la escuela de Riverdale, y después de que el pequeño llegara a casa con algunos moretones y un empleado hiciera una alerta al respecto, los padres de Ian Nelson exigieron el video que luego las autoridades de la institución les entregaron.

“Lloré al ver el trato que recibía mi hijo, llamé a mi madre y a la madre de mi esposo, estaba desconsolada”, dijo Autumn, la madre de Ian.

En el video se puede observar cómo el niño camina por un pasillo y luego entra a una puerta que corresponde con el baño. Después de una pausa se ve cómo una maestra identificada como Barb Williams, camina por el pasillo en la misma dirección en la que había caminado el niño que está vez está saliendo del baño.

Ellos se encuentran frente a frente y luego ocurre lo inesperado.

Barb, toma al niño fuertemente por el cuello y lo empuja contra la pared, mientras le pisa los pies para neutralizar sus piernitas. El niño luce asustado pero la maestra continúa en lo que parece un abuso de fuerza y poder, ella llega al punto de agarrarlo fuertemente de la camisa y elevarlo hasta que Ian separa levemente sus pies del suelo.

En el proceso parece golpear la cabeza del niño contra la pared en un par de oportunidades.

Los padres de Ian expresaron sus quejas ante la dirección de la escuela, su petición era que Barb Williams fuera destituida pero a cambio recibieron como respuesta que ella era una de sus mejores maestras y no podían hacer esto. Por eso, la institución decidió imponerle un castigo de 10 de suspensión sin remuneración.

Esto causo mayor indignación en los padres quienes dijeron que expondrían su queja ante el consejo de profesores de Riverdale.

Los padres también pidieron que su hijo fuera transferido a otra aula para que no tuviera que continuar sufriendo el temor de ver a diario a su agresora, nuevamente obtuvieron un “no” como respuesta y la negativa de ser transferido el próximo año escolar.

“Si yo hubiese hecho algo así con esa mujer, seguramente estaría preso”, dijo Anthony Nelson, el padre.

                                                                   

Los hechos ocurrieron en mayo de 2014 y hasta el momento los padres de Ian no estaban seguros de presentar una demanda civil. Sin embargo, en julio del mismo año, Barb presentó una carta de renuncia ante el consejo debido a la presión que recibió después de su terrible actuación en contra de Ian.

El fiscal, Robert E. Feighner Jr. dijo, “ella está pasando por momentos muy difíciles y las pruebas son insuficientes”.

DailyMail / Fox2Now

En noviembre, finalmente había sido penada con 30 días de cárcel pero el juez Jonathan Starn, suspendió la pena y la envió a clases de manejo de la ira y 250 dólares de multa.

Los padres de Ian no asistieron a la audiencia y tampoco se hicieron declaraciones públicas. Aparentemente, los padres también están presentando cargos ya que Ian hizo una llamada al 911 de madrugada diciendo que se encontraba solo en su casa. El sistema, parece estarle fallando en repetidas ocasiones a este pequeño niño.

Esperamos que este niño no tenga que seguir sufriendo agresiones, no olvides compartir su historia y denunciar ante cualquier duda de maltrato infantil.