Es lamentable, pero no todas las personas que cuidan niños están comprometidas con su bienestar, en algunos casos incluso atentan contra su vida de manera cruel y violenta como muestra de los trastornos psicológicos que padecen además de la insensibilidad por el dolor de los demás.

Un pequeño de 16 meses fue víctima del cruel maltrato de su cuidadora en la guardería donde sus padres confiaron su cuidado.

Cuando la madre del menor fue a buscarlo, la cuidadora encargada del pequeño se demoró una hora en entregarlo. Al ver al niño, notó junto a su esposo que estaba lleno de moretones y lesiones en su rostro y otras partes de su cuerpo.

Ante la incertidumbre, la cuidadora les dijo que otro niño de 2 años lo había agredido mientras lo golpeaba con un carrito de juguete en reiteradas oportunidades. Justificó la demora diciendo que estaba discutiendo con la madre del niño que presuntamente lo agredió.

Pero los padres del menor no creían probable que las lesiones de su bebé fueran causadas por un niño pequeño, lo trasladaron a un centro hospitalario para que los pediatras evaluaran sus lesiones.

Después de recibir el informe médico comprobaron su hipótesis, los doctores que atendieron al menor confirmaron que los golpes no habían sido propinados por un niño sino por una persona adulta que había tenido la alevosía de pegarle con el hueso de la muñeca para evitar dejar huellas de sus dedos.

Los padres del niño han compartido fotografías en sus redes sociales y han denunciado a través de los medios de comunicación de México lo sucedido. Mientras que la guardería no se ha pronunciado al respecto y la cuidadora responsable de las lesiones del menor negó haberlo golpeado.

Ellos aseguran que no quieren que se hagan responsables de los gastos médicos ni llegar a un acuerdo, solo piden que la responsable pague con cárcel su crimen. No se ha podido conocer la identidad de los involucrados ni el nombre del centro de cuidado infantil, los padres de la víctima han preferido no revelar los datos hasta formalizar la denuncia.

Univisión

Esperamos que se tomen acciones judiciales pronto para que ningún otro niño corra peligro de ser agredido por esa desalmada mujer. Es importante permanecer alerta y vigilar a quienes cuidan a nuestros pequeños.

No hay justificación alguna para un acto de maltrato infantil como ese. ¡Comparte esta noticia!