Max Weinbinder, director del Carema Club Resort en Fornells, al norte de Menorca, en España, ha sido aclamado como héroe tras defender a una turista de la brutal agresión de su pareja.

La víctima estaba alojada con sus dos hijos en el hotel y no fue hasta dos días después cuando se presentó el sujeto. Fue entonces cuando la mujer fue a recepción para explicar que la habían maltratado, pero el hombre empezó a insultarla y a amenazar a una de las recepcionistas de que no hiciera nada al respecto.

“Una recepcionista se me acercó para decirme que un cliente estaba siendo violento, la insultaba y trataba de agarrar y atacar a su esposa”, relató Max.

La mujer les cuenta que es su marido, que en Inglaterra ya tiene una orden de alejamiento y que los había perseguido desde allá.

Las cámaras de seguridad revelaron el momento en que el hombre de camiseta blanca se acerca a la mujer para atacarla en el lobby del hotel, pero ella se esquiva. Para esto, el director del hotel ya fue alertado por la recepcionista, por lo que enseguida sale al paso.

Entonces Max se acerca al hombre para intentar calmarlo, pero imediatamente recibe dos brutales puñetazos como respuesta.

Enseguida se lo puede ver luchando contra el hombre tratando de reducirlo al suelo.

El incidente ocurrió la noche del viernes pasado justo antes de las 7 pm.

Una vez que logra controlar al agresor, Max relata que lo llevaron a un despacho para aislarlo mientras llamaban a la policía. Pero tras verse acorralado y sospechar que estaban contactando con las fuerzas de seguridad, el hombre huye del lugar.

Pero el valiente director del hotel no iba a permitir que el hombre saliera libre como si nada, así que corrió rápidamente para alcanzarlo y lograr reducirlo de nuevo.

“Cuando sabe que nos vamos a comunicar con las fuerzas de seguridad intenta fugarse. Lo cojo de nuevo y ya no lo suelto hasta que viene la policía y lo puede esposar”, relató Weinbinder.

Max luchando contra el hombre tras recibir dos fuertes golpes en la nariz

La mujer no quiso que sus hijos fueran testigos de la terrible escena violenta, así que apartó a los pequeños a un lado.

Lo vuelven a reducir en la salida hasta que llegara la policía

Pero una vez que llegaron los efectivos, la pobre mujer no quiso presentar ni un solo cargo, y tampoco les presentó ninguna orden de protección, por lo que la Guardia Civil decide no actuar de oficio.

Así que Max, por su parte, le ofrece un trato: “Tenía que denunciarle yo por agresión y esto no iba a hacer que esta persona pueda dejar la isla, por lo cual decidimos pactar que ante la no denuncia regrese a su país y no vuelva acercarse a la mujer”.

Youtube / Daily Mail

En un taxi escoltado por la Guardia Civil le devolvieron al aeropuerto y se cercioraron de que el hombre viajara de regreso a Inglaterra. Después fuentes oficiales revelaron que una vez en su país, las autoridades inglesas lo han detenido.

Es una realidad lamentable a lo que pueden estar expuestas muchas mujeres sometidas por sus parejas.

Fue muy loable que este héroe haya arriesgado todo por defenfer a esta mujer de su desalmado marido. Comparte esta noticia y recuerda denunciar cualquier agresión machista. ¡No podemos callar!