Ali Elmezayen, de 44 años, conducía su auto el 09 de abril de 2015 en la localidad de Ports O’Call, en Estados Unidos, junto a él viajaban Rabab Diab, su esposa, y sus dos hijos autistas cuando fueron víctimas de lo que parecía un accidente.

El auto salió disparado desde el muelle del puerto de Los Ángeles, impactó contra el agua del océano y se hundió.

La pareja logró sobrevivir, pero los niños perdieron la vida ahogados, el caso fue abordado como un fatal accidente, pero el FBI se encargó de investigar el macabro plan que había detrás del siniestro.

El fallecimiento de los niños de 8 y 13 años habría sido causado por su padre con el objetivo de cobrar el dinero de las pólizas del seguro de vida que tenían a su nombre. La pareja tiene un tercer hijo que para el momento del suceso se encontraba en un campamento.

Elmezayen, fue arrestado sin derecho a fianza, está acusado de cobro fraudulento de seguros y de estafa por hacerse pasar por su esposa ante las aseguradoras.

Abdelkarim, de 8 años, y Elhassan, de 13 viajaban en al asiento trasero de su auto asegurados con el cinturón, eran las cinco de la tarde cuando el hombre se dirigió hasta el muelle conduciendo a alta velocidad.

Matthew Parker, agente del FBI que investigó el caso relató que los testigos del accidente escucharon cómo el auto era acelerado bruscamente antes de salir eyectado de la orilla del muelle e impactar en el agua.

El conductor tenía la ventanilla abierta así que logró salir a la superficie en pocos segundos y nadar hasta una escalera del muelle donde se puso a salvo.

Mientras que su esposa Rabab Diab no pudo nadar, un pescador la rescató cuando salió a la superficie. La desesperada mujer exclamaba: “¡Mis hijos, mis hijos!”.

Los dos niños no lograron escapar, no podían sacar sus cinturones de seguridad y murieron ahogados, ese mismo día un equipo de buzos de rescate sacó sus cuerpos sin vida del auto.

Elmezayen declaró a los medios de comunicación y a las autoridades que no sabía cómo había sucedido el accidente y que estaba consumiendo una medicación que pudo haberle afectado, además acotó que pudo pisar el acelerador en lugar del freno causando el accidente.

Los agentes del FBI comprobaron con la investigación que el hombre había planeado el “accidente” donde perdieron la vida sus hijos desde hace más de dos años.

Aseguran que los gastos que tenía en el pago de las pólizas de seguro eran extremadamente altos.

“Elmezayen contrató varias pólizas de seguro de muerte accidental con la cobertura de más de seis millones de dólares para él, para su pareja e hijos en 2012 y 2013, pagaba aproximadamente 6 mil dólares anuales por las pólizas, aunque su ingreso era inferior a 30 mil dólares al año. Llamó al menos a dos de las aseguradoras para confirmar que no investigarían reclamos que se hicieran dos años después de la contratación de las pólizas”.

Según los agentes que investigaron el caso, dos años y doce días después sucedió el “accidente”.

Además, en 2016, Elmezayen demandó a la ciudad de Los Ángeles por presuntas malas señalizaciones, pero su denuncia fue desestimada. El hombre recibió 216.000 dólares en pagos de seguros por las muertes de sus hijos, envió a Egipto, su país de origen, la cantidad de 170.000 dólares.

El acusado llegó a Estados Unidos con su pareja en el año 2000 en busca de mejores oportunidades, viajaron con visa de turistas, años después tuvieron tres hijos que nacieron con autismo. Después del accidente la pareja se separó.

Las autoridades no han podido acusar Elmezayen por la muerte de los menores por no tener las evidencias suficientes que lo comprueben, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles asegura que es difícil comprobar el funcionamiento del pedal de freno del auto en el momento del accidente porque ha sido corroído por la sal tras hundirse en el mar.

nypost.com

Nick Hanna, fiscal federal del Distrito Central de California, dijo que: “Este caso alega un plan calculado y de frío corazón para sacar provecho de las muertes de dos niños indefensos. Usaremos todas las herramientas que estén al alcance para garantizar que se haga justicia”.

Las autoridades consideran necesario que el acusado esté bajo arresto porque representa un peligro para su exesposa Rabab Diab y su tercer hijo, quienes también son titulares de pólizas de seguros de vida.

El próximo 23 de noviembre Elmezayen tiene que comparecer en una audiencia ante el tribunal. Comparte esta estremecedora noticia en tus redes.