Los niños son sinónimo de alegría y vida, pero en ocasiones los pequeños de la casa deben enfrentarse a terribles enfermedades que preocupan a todos sus familiares. Lamentablemente, muchas de las batallas son ganadas por las enfermedades causando un dolor irreparable.

En Indiana, Estados Unidos, la familia Viellieux está de luto por perder a una pequeña niña de 3 años. Se llamaba Alivia y fue internada en el hospital después de enfermarse de una simple gripe.

La menor fue ingresada al hospital el pasado 6 de febrero, después de varios cuadros de debilidad. En el recinto hospitalario, la pequeña dio positivo a la prueba de virus de la influenza tipo A. Su temperatura era muy elevada, de hecho, cuando llegó al hospital tenía 41 °C.

Al día siguiente, la madre de Alivia, Aabriey Viellieux, notó que la fiebre se redujo, pasando de 41°C a 39 °C, sin embargo, aún tenía una temperatura muy alta. La pequeña también tuvo que usar pañal, porque no podía controlar sus intestinos por si sola de manera correcta.

La evolución de la pequeña fue muy poca pero parecía que podía seguir su tratamiento en casa y la dieron de alta dos días después de ser internada en el hospital.

Desafortunadamente, Alivia no mejoró. En un momento, la pequeña estaba tan débil que no podía mantenerse en pie. Se mantuvo tres días luchando con la gripe, pero murió el lunes, 12 de febrero.

La abuela de Alivia, Tameka Stettler, fue quien notificó a través de su cuenta en Facebook la lamentable perdida: “Estoy segura de que todos han visto los informes y los medios de comunicación de que mi pequeña bebé falleció de gripe. No puedo dejar de insistirle a nadie para que esté a salvo”, comenta la abuela.

La pequeña estaba a un mes de su próximo cumpleaños y la familia se encuentra devastada ante la terrible perdida. Por su parte, la abuela de Alivia le dedicó una hermosa canción infantil para conmemorar la vida de la pequeña niña de 3 años.

El médico forense del condado de Delaware confirmó que la niña murió de gripe y una infección oportunista de neumonía. De esa manera, la pequeña Alivia se convierte en la primera víctima mortal de la gripe en la localidad de Muncie.

Todas las alertas del servicio médico de Indiana se encendieron para prevenir futuros finales tan tristes como el de la pequeña Alivia.

Hay que recordar que, en tan solo la última semana de enero, 16 niños murieron a causa de la gripe en los Estados Unidos, una cifra realmente alarmante. Quieren evitar a toda costa que las estadísticas aumenten.

Cuidemos a nuestros pequeños de los virus y recemos para que la familia Viellieux pueda superar esta difícil situación.

Facebook / Tameka Stettler

Comparte esta lamentable noticia para advertir de las horribles consecuencias que puede tener una simple gripe.