Muchos deben recordar a la hermosa actriz Allison Mack, conocida por interpretar el dulce personaje de Chloe Sullivan en la popular serie se ficción sobre Superman: Smallville. Esa misma actriz de tierno rostro fue detenida recientemente tras ser acusada de reclutar mujeres para ser explotadas sexualmente.

Allison Mack, de 35 años, trabajaba como reclutadora en un supuesto grupo de autoayuda para mujeres en el que se les forzaba a tener relaciones sexuales con su líder.

Según palabras del Fiscal Richard Donoghue Mack, se presentaba ante las mujeres que reclutaba como mentora del grupo de autoayuda llamado Nxivm para luego explotarlas de manera sexual.

El supuesto grupo de ayuda para mujeres fue creado y liderado por Keith Raniere, un hombre de 57 años, y operaba en países como Estados Unidos, Canadá, México y Sudamérica.

Raniere establece este grupo en el Norte de Nueva York en donde trabajaba con un esquema piramidal en el cual él se encontraba en la punta de la pirámide y obligaba a sus asistentes a tomar clases a altos precios y a reclutar a más personas para ascender en el esquema piramidal.

Los presuntos cursos o clases impartidas por este grupo tenían una duración de 5 días y costaban 5.000 dólares, los aspirantes más constantes se endeudaban con la organización por lo que las mujeres, a quienes llamaban esclavas, eran obligadas a reclutar más mujeres y a tener relaciones sexuales con su “maestro”, el líder de la fundación, para saldar parte de su deuda.

El pasado mes, Raniere fue capturado por las autoridades en una de sus lujosas mansiones en México, lugar en donde se escondió durante aproximadamente un mes después de que el periódico The New York Times sacara a la luz las historias de las mujeres que pudieron escapar de esta secta.

El líder de este grupo operó durante 20 años engañando y abusando de muchas mujeres quienes fueron explotadas sexualmente y humilladas, el nombre que se les daba era el de “esclavas” y se les tatuaba un símbolo con las iniciales del líder.

La actriz de la seria Smallville fue acusada por trabajar para esta secta, además de encontrarse en el segundo nivel de la pirámide después del líder, Mack creó un programa paralelo de Nxivm en el que reclutaba actores engañándolos para unirse a este supuesto grupo de ayuda.

ABC / El Mundo

De resultar ciertas las acusaciones por las que fue detenida la actriz tendrá que pagar una condena similar a la del líder Raniere, alrededor de 15 años como mínimo o una cadena perpetua, esperamos se haga justicia.

Después de saber esto queda más que claro que ¡caras vemos, pero corazones no sabemos! Comparte esta noticia con tus amigos.