Amanda Busby, de Corby, Northamptonshire, Inglaterra, necesita una cirugía de reconstrucción facial después de ser atacada por un perro de raza Beagle y que le dejó cicatrices permanentes en su cara.

La mujer de 41 años fue de visita a la casa de unos viejos amigos en Corby durante Navidad, después de encontrase con ellos en el hotel donde trabaja.

Los amigos la invitaron a tomar un trago cuando terminara su turno, invitación a la que accedió, pero a los pocos minutos que llegó a la casa, tuvo que salir corriendo al hospital porque fue atacada por su mascota, un perrito de dos años.

Así lucía Amanda Busby antes del ataque.

Cuando la mujer terminó de trabajar ese día de Navidad, se dirigió a la casa de sus amigos con un par de botellas para brindar alrededor de las 6:30pm. Cuando entró a la casa, según explicó “el perro estaba acostado en el piso”.

Amanda, también residente de Corby, contó que se agachó para acariciar al perro cuando le saltó y le clavó los dientes en su barbilla, lastimándola profundamente.

Así quedó su rostro después de las primeras cirugías.

Durante algunos segundos (que parecieron minutos) la mujer luchó para librarse del perro, pero le dejó una herida de más de 7 centímetros en la cara.

Trabó su quijada en mi cara y no me soltaba. Al principio no sentí dolor, estaba en shock, pero cuando me di cuenta qué había pasado empecé a gritar” explicó Amanda a los medios locales.

“Me hizo tres agujeros en la cara y en la pelea por liberarme de él me dejó un tajo de 8 centímetros de largo”.

La moderdura del perro le dejó unas profundas cicatrices.

Amanda recuerda que había sangre por todos lados y que ella gritaba del terror que le causó la situación. Inmediatamente fue llevada al Kettering General Hospital pero los médicos le dijeron que iba a necesitar ir al Northampton Hospital para que le realizaran una cirugía de reconstrucción facial.

Dos días después, Amanda fue operada y estuvo durante más de cinco horas en la sala de operaciones y pasó todo el día en el hospital, sola.

“Tenía mucho dolor, la piel me colgaba” relató “Ahora estoy marcada de por vida. Esto ha cambiado mi vida completamente. No salgo, tengo recuerdos del momento y si veo a un perro, me cruzo de vereda”.

Amanda pasó varios días sola en el hospital después del ataque, la noche de Navidad.

“Solía ser una persona muy alegre y amo el trabajo que hago porque soy una persona sociable y me gusta que la gente esté bien, pero ahora siento que estoy en una prisión y no puedo salir”.

Amanda tiene que ir al hospital cada un par de meses y los médicos dicen que los nervios en su rostro nunca se recuperarán y todavía tiene que someterse a más cirugías plásticas para reducir las cicatrices.

La mujer reportó el ataque a la Policía, pero no había la suficiente evidencia para presentar una denuncia. Los testimonios que su seguro recabó, muestran que los dueños tienen al perro desde que era un cachorro y que tiene “Un buen temperamento”.

Después de varias operaciones, el rostro de Amanda sigue mostrando cicatrices.

Recordando la noche del ataque, la dueña del perro contó que no estaba en su canil cuando Amanda llegó y que estaba feliz de verla cuando entró en la casa, por lo que no se preocuparon. “Había visto a Amanda antes y nunca había mostrado una actitud agresiva con ella”.

“Los dos veníamos de la cocina y estábamos charlando. Tenía su ‘Kong’ (juguete) con él y entonces Amanda se agachó para verlo y se lanzó sobre ella y le mordió la barbilla”.

La mujer acudió a la Policía el ataque pero no tiene evidencia para hacer la denuncia.

“Estaba absolutamente fuera de sí y no había nada que podría haber hecho. No tenemos la culpa de lo que pasó”. Pero además negó que tuvieran que sacarle a la fuerza el perro de su cara.  

“El perro nunca mostró actitudes agresivas en ninguna circunstancia. El perro nunca había sido agresivo con Miss Busby previo al incidente. Era imposible que supiéramos que el perro iba a reaccionar como lo hizo cuando Miss Busby se acercó” dice el testimonio que brindaron a la aseguradora.

Desde ese día, la vida de Amanda cambió por completo.

Daily Mail

¡Comparte la terrible experiencia de Amanda! ¿Qué piensas de lo que le sucedió?