Ámbar Lazcano, una pequeña chilena de tan solo 1 año 8 meses, con su corta edad vio el peor lado de la humanidad y tuvo una trágica e inhumana muerte que ha sumido en la más profunda consternación e indignación a todo el país y la noticia ha dado la vuelta al mundo entero.

Nos cuesta pensar que existen monstruos reales merodeando por el mundo, libres, que arrebatan la inocencia de los más pequeños. Y tristemente en Chile, ese monstruo tiene cara, nombre y apellido, el culpable de la brutal violación de Ambar: Andrés Espinoza.

Los hechos sucedieron el 29 de abril, cuando Espinoza, su tío político, quien contaba con la tutela de la menor, la llevó al área de urgencias del Cesfam de Rinconada, cerca de Los Andes, porque supuestamente se había caído de la cama.

La pequeña estuvo a cargo de su tía después de que la madre no pudiera ocuparse de ella debido a su problema con las drogas. Por lo que otro tío de la niña se había presentado como voluntario para cuidarla, pero fue rechazado por el Servicio Nacional de Menores por ser homosexual.

De este modo terminó Ambar viviendo con quien finalmente sería el responsable de su muerte.

Cuando los médicos revisaron a la niña descubrieron que en el área anal tenía un desgarre que llegaba hasta el intestino y había aire en el área abdominal, lo que inmediatamente los llevó a presumir que se trataba de una agresión sexual.

“Ella es Ámbar: tenía 1año y 7meses. Ésta noche su vida se apagó tras ser violada y recibir una golpiza de parte de la pareja de su tía. Hasta cuándo!? #JusticiaParaÁmbar #PenaDeMuerteEnChile”, dijo una usuaria en Twitter.

 

La pequeña fue ultrajada tan violentamente que por la gravedad de sus lesiones tuvo que ser intervenida para una reconstrucción del intestino y el ano, pero finalmente sucumbió y falleció en el hospital ante el estupor de los médicos.

A través de su red social, el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica del Hospital San Camilo de Chile, Álvaro Retamal, quien atendió a la niña al llegar a Urgencias, relató lo que sintió al ver a la pequeña de un año y 8 meses en tan lamentable estado. 

El mensaje del Retamal ha causado revuelo en las redes sociales, ya que aunque muchos han pedido la pena de muerte para el violador, él explica por qué no pide ese final para el hombre que le quitó la vida y hace un llamado a una profunda reflexión:

“Contra el culpable se siente repugnancia, rabia, espanto, pero también horror frente a los que callaron y al final, en menor medida, todos de alguna forma como sociedad le fallamos”.

Que fácil enojarse y pedir pena de muerte para un monstruo como este, criminal que seguramente, como todo UDI, pedía…

Publicada por Alvaro Retamal Matus en Domingo, 29 de abril de 2018

“Ámbar descansó finalmente de una vida que solo conoció el dolor. Yo tomé sus manitas cuando partió y, sin ser nada, sin ser digno de hacerlo, la bendije, solo porque yo estaba ahí y no un sacerdote, ni su padre”.

“Todos nosotros, desde el que hace el aseo hasta los médicos que a veces toman esa fría distancia para no empaparse de tanto dolor, todos estábamos sufriendo, acompañando a este bello angelito. Y claro, con ganas de que el perpetrador sufriera lo indecible por lo que hizo”, escribió Retamal.

El doctor señaló que no desea la pena de muerte para Espinoza, sino que exista una mayor protección a los menores para que estos casos no se repitan.

“Ningún violador deBERÍA tener derecho a ser defendido por algún abogado, ni menos debERÍA tener derecho a un juicio…no merecen ni una pisca de compasión, directo a la cárcel, sin protección alguna #justiciaparaambar”, comentó otro usuario indignado ante la terrible agresión.

Un caso que ha llenado de indignación a todos los chilenos, llevándolos a manifestaciones y marchas en las las calles para pedir justicia, y hasta el presidente de Chile, Sebastián Piñera, se unió al sentir del país enviando un mensaje en su cuenta de Twitter:

El Comercio

El Tribunal de Garantía de Los Andes determinó la prisión preventiva de 6 meses para Andrés Espinoza Aravena, imputado como autor de la violación y homicidio de la menor Ámbar Lazcano y ha fijado 5 meses para el término de la investigación de la causa. Mientras tanto, muchos siguen pidiendo pena de muerte para el culpable.

Levantemos la voz para que se haga justicia. ¡La vida de pequeños inocentes no puede seguir siendo arrebatada de esa manera! Comparte esta noticia con tus amigos.