El amor de padres e hijos es inexplicable. Poder serlo por primera vez es todo un reto para muchas parejas que tras varios intentos e innumerables visitas al doctor logran el tan anhelado deseo de convertirse en padres y la pareja de Angela y Michael Bakker no fue la excepción.

Nueve meses son los necesarios para el completo desarrollo de un bebé saludable, pero la pequeña hija de estos futuros padres no se tomaría tanto tiempo en conocerlos, la niña llamada Naomi Joy nació 15 semanas antes de las 25 semanas obligatorias y esto le daba pocas probabilidades de sobrevivir.

Naomi, nacida en el Renown Regional Medical Center hizo que la atención de todo el equipo médico se mantuviera en ella desde el momento en que llegó a este mundo.

Pesó apenas 350 gramos, era sumamente diminuta. Los doctores estuvieron cada día al cuidado y evolución de la bebé, pero los padres aún no podían tener contacto físico con su hija debido al delicado estado en el que se encontraba.

Angela y Michael Bakker, los padres de Naomi, solo deseaban poder cargarla y tomarla entre en sus brazos por primera vez. Pero los médicos sabían que por su frágil condición debía permanecer un tiempo en la incubadora antes de tener contacto con ella; así que solo podían ver a la pequeña en la Unidad Neonatal de cuidados intensivos.

Les tomó dos semanas a los padres de Naomi poder estar cerca de ella; sin embargo, los doctores notaron el progreso en la salud de la niña y finalmente les permitieron cargarla por primera vez.

La importancia del primer contacto piel con piel del bebé con su madre es vital, más aún en un bebé prematuro como Naomi, ya que afianza el vínculo entre ambos y ayuda a estimular la succión directa de pecho de su madre que se había visto interrumpida por su pequeño tamaño y delicado estado físico.

El momento en el que Angela pudo sentir a su hija cerca fue muy conmovedor, las enfermeras trasladaron con sumo cuidado a Naomi desde cuidados intensivos hasta los brazos de su madre quien la sostuvo con mucha precaución para no causarle daño.

El tierno Instante fue grabado por Michael Bakker, el padre de la pequeña Naomi y gracias a ello podemos presenciar el adorable momento.

La pequeña ha superado muchos retos y ha podido crecer sana.

Relay Hero / Rumble

¿Conoces un caso similar? Cuéntanos en los comentarios y comparte con tus amigos.