Un reciente suceso en la población de San Francisco Ixhuatán, en el estado mexicano de Oaxaca, ha llenado de furia a los vecinos de la comunidad.

Se trata de la toma la justicia por la propia mano que el conjunto de vecinos decidió librar en contra de un joven acusado de violación.

El incidente sucedió el pasado sábado cuando la turba comenzó a linchar al supuesto violador después de que una joven lo identificara como su agresor sexual. La violación había sucedido el viernes por la noche y un hombre habría reportado el incidente al 911 y denunciado que una mujer de 38 años de edad había sido violada en el barrio Ostuta por un sujeto, identificado como Jacinto Cruz Nieto, de 20 años de edad, vecino de una localidad cercana.

Inmediatamente, la Policía Municipal detuvo al sospechoso en espera de que las autoridades estatales intervinieran.

Pero poco después de ser detenido, una turba de 50 personas invadió las oficinas de la Policía Municipal, donde se encontraba el presunto violador, sacándolo por la fuerza y arrastrándolo como a una bestia salvaje.

Le despojaron de toda su ropa, y en medio de insultos, golpes y abucheos lo arrastraron hacia unas canchas deportivas de la zona, según informaron medios locales.

Una vez en las canchas, procedieron a seguir con la fuerte golpiza en la cara y en la cabeza, que trató de ser detenida por los oficiales municipales, pero cualquier intento por defenderlo fue inútil.

La turba enfurecida adquirió tal fuerza, que para los oficiales fue imposible burlar el ataque.

Después de haberse asegurado de que recibió el castigo merecido, no contentos con la agresión, un grupo menor de 10 personas, decidió rematarlo llevándolo a una jaula infestada de cocodrilos, donde fue encerrado.

Para fortuna del hombre, las fuerzas de seguridad municipales pidieron refuerzos a la Policía Federal Preventiva, ya que estaban sobrepasadas por la situación. Hasta siete patrulleros se tuvieron que acercar al lugar.

Finalmente, pudieron rescatar al hombre y evitar que muriera devorado por los animales. Enseguida fue trasladado al Hospital Comunitario por la seriedad de las heridas, y actualmente su estado es reportado como grave; está siendo vigilado constantemente por agentes policiales.

La Silla Rota

El Ministerio Público, por su parte, ordenó que reforzaran la seguridad para evitar nuevas represalias populares.

Una agresión sexual definitivamente debe ser castigada y eliminada de raíz para que las mujeres dejen de ser víctimas de tantos abusos en manos de desalmados que deambulan libres por las calles sin ser penados por la ley. ¿Pero crees que la justicia por la propia mano, ojo por ojo, diente por diente, es válida en toda regla?

Déjanos saber qué piensas del castigo recibido por este hombre y compártelo en tus redes.