Es cierto que un accidente le puede suceder a cualquier persona, pero hacerse la vista indiferente ante sus consecuencias deja mucho que desear sobre los sentimientos que pueda albergar un ser humano en su alma.

Esto fue lo que hizo el conductor de un coche que atropelló mortalmente a una joven de 17 años, mientras caminaba por una de las carreteras del municipio madrileño Fuente el Saz del Jarama-El Casar, Guadalajara para tomar el bus que la llevaría a su centro de estudio.

Gracias a la intervención ciudadana las autoridades detuvieron al presunto conductor, un hombre de 53 años, de origen paraguayo identificado con las iniciales F. S. R. G. en el avión donde pretendía viajar a Argentina para evadir de sus responsabilidades.

El chófer la dejó tirada en la vía y se dio a la fuga. El cuerpo de la joven estudiante fue descubierto un par de horas después de haber ocurrido el accidente, gracias a la buena voluntad de un hombre que estaba conduciendo su vehículo por la zona.

De inmediato este hombre llamó al servicio de urgencia indicando que posiblemente la joven estuviera con vida. Sin embrago, su lamentable muerte fue confirmada por los facultativos en una UVI móvil del Servicio de Urgencias Medicas de Madrid (Summa).

Los agentes de la Policía Judicial descartaron la hipótesis de un homicidio porque las heridas que presentaba la joven eran compatibles a un atropello.

Ante la fuga evidente del presunto conductor del coche implicado en el arrollamiento, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, específicamente del destacamento de Buitrago de Lozoya, se hicieron cargo de las investigaciones para su identificación y localización.

El fatal accidente ocurrió a las 7:30 am. en el kilómetro 3,800 de la carretera M-117 de Fuente el Saz del Jarama-El Casar, a 300 metros de la residencia de la víctima una urbanización de Ribatejada. El cuerpo sin vida de la joven fue hallado a las 9:40 am.

Los guardias recopilaron los datos y las evidencias del accidente, especialmente las partes del coche que impactó con la víctima.

La participación ciudadana fue la pieza clave para que la Policía Nacional detuviera a última hora de ayer al presunto conductor que atropelló mortalmente a esta estudiante. Un hombre residente de Pozuelo de Alarcón que pretendió salir del país para evadir su responsabilidad.

Fue detenido en el de aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas dentro de la aeronave que ya estaba en la pista de despegue.

Este hombre tras atropellar a la joven se dio a la fuga en dirección a El Casar, donde abandonó el vehículo. Un vecino de Pozuelo de Alarcón escuchó una conversación que el presunto conductor mantuvo con otra persona a quien le narró los hechos del trágico accidente.

El testigo de esta alarmante conversación decidió denunciar los hechos en la comisaría de Pozuelo de Alarcón y después de ver las noticias de la triste muerte de esta joven estudiante.

Los agentes de esta delegación se trasladaron a la vivienda del implicado para arrestarlo, pero se encontraron la noticia de que tenía intención de viajar a Argentina. La Policía Nacional logró detenerlo a última hora de anoche, justo antes de que despegara el avión.

Facebook

Este conductor será acusado de los delitos de homicidio por imprudencia, contra la seguridad vial y de omisión del deber de socorro.

Aunque la vía no cuenta con un acceso peatonal adecuado para que un transeúnte se desplace con seguridad, el conductor del coche debió detenerse para prestar la asistencia a la joven herida.

Es una trágica muerte que enluta a una familia que hoy está inmersa en un profundo dolor Comparte esta triste noticia con las más sentidas condolencias a los seres queridos de esta joven estudiante, a quien le fue arrebatado su futuro.