Dentro de las miles de obras de arte que han existido a lo largo de la historia, una que ha tenido un particular protagonismo es la famosa representación pictórica de La Gioconda, más conocida como la Mona Lisa, del pintor italiano renacentista Leonardo Da Vinci.

Son muchas las personas que han hablado de ella e incluso se han hecho sátiras y parodias de la reconocida obra de arte. Sin embargo, una artista de “performance” ha desconcertado a las autoridades y a un grupo de turistas, con su extravagante compostura, en el Museo de Louvre, en París, mientras contemplaban el cuadro de la Mona Lisa.

Ella es Deborah de Robertis, y ante la mirada de todo el público extendió sus piernas desnudas frente a la obra maestra. Mientras iba exponiendo sus genitales al aire, gritaba:

‘Mona Lisa, mi p….a, mi derecho de autor”, mientras los turistas no podían dar crédito a lo que oían y veían.

Robertis dijo a los medios que su “objetivo” no era “exhibir” sus genitales, sino copiar una fotografía de Valie Export, una artista austríaca que fue famosa por realizar acrobacias similares en los años setenta.

La reconocida obra de los años 70 de Valerie Export, llamada “Genital Panic”

Ella dijo: “Mi mensaje es cuestionar el lugar de las mujeres artistas en la historia del arte. Por eso veo necesario hacer este tipo de actuaciones en los museos”.

No es la primera vez que Robertis es sorprendida dando este tipo de espectáculos. Ya había sido sometida a juicio en febrero, pero fue absuelta cuando un juez dictaminó que un acto similar al que realizó en el Museo de Artes Decorativas y en el Museo de Fotografía Europea, en París, se consideraron representaciones artísticas.

Previamente, había sido detenida en el Museo de Orsay, por exposición indecente, en 2014, frente a la pintura “El Origen del Mundo”, de Gustave Courbet, para imitar el primer plano de los genitales de una mujer. Aquella pintura había causado sensación cuando salió a la vista en 1866.

Más adelante, en 2016, también lo había hecho frente a la pintura desnuda de Edouard Manet de la prostituta Olympia. Y había hecho ya una representación similar, frente a la Mona Lisa en abril de este año.

Antes de que los guardias pudieran aprehenderla, ella gritó nuevamente que apelaba a sus derechos de autor.

En medio del estupor que había causado entre el público y mientras las autoridades fueron para arrestarla, ella en su afán por defender sus derechos, agredió al guardia, profiriéndole un mordisco.

Inmediatamente, la artista de ha sido de doble nacionalidad de Francia y Luxemburgo, ha sido arrestada por exhibicionismo sexual, después de exponer sus genitales de tal modo, y por agresión.

Robertis estuvo bajo custodia por dos días hasta que fue interpelada por el juez, y ahora se enfrenta a juicio, que será el próximo 18 de octubre.

La abogada de Robertis, Marie Dose, dijo que “el enfoque legal de este asunto es escandaloso”.

Deborah de Robertis / Valie Export

“No es exhibicionismo si no hay ningún deseo de asaltar a alguien sexualmente, lo cual es completamente contrario al trabajo de esta artista de performance”, enfatizó la abogada.

Daily Mail / The Sun

Casos inverosímiles, que demuestran que afortunadamente en una sociedad civilizada existen límites legales que regulan las fronteras de la honestidad y la decencia. Los defensores de las expresiones genuinas de arte defienden por su lado la intención recta de la artista. ¿Pero hasta qué punto debemos los demás conocer a fondo su anatomía bajo el escudo de un capricho artístico?

Déjanos saber qué opinas sobre el peculiar momento que quiso captar esta artista y compártelo con tus amigos.