En los últimos cuatro meses han asesinado en Ciudad de México a cuatro modelos que se dedicaban a trabajar como “escorts”. Wendy, Katya, Genésis y Karen perdieron la vida de manera trágica al ser brutalmente torturadas en la habitación del hotel donde ofrecían sus servicios, todas eran latinoamericanas y anunciaban su trabajo en un portal web llamado Zonadivas.com.

El viernes 23 de febrero Kenny, una modelo y “escort” venezolana fue a un festival de música electrónica en el municipio de Ecatepec en Estado de México, y no regresó a su casa.

El pasado lunes, las autoridades policiales hallaron su cuerpo sin vida frente a una escuela en la colonia Jardines de Santa Clara, comprobaron que había sido violada, torturada y su rostro había sido desfigurado con ácido. La parte superior de su cuerpo estaba cubierta con cinta adhesiva de embalaje.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

La última vez que tuvieron contacto con ella fue el viernes en la noche, pero sus allegados no se alarmaron porque asumieron que había perdido la señal durante el evento de música electrónica.

El sábado le enviaron mensajes a través de WhatsApp, la llamaron e intentaron ubicar a l apersona que la acompañaba, pero como tuvieron resultados denunciaron su desaparición ante las autoridades.

Finalmente, hallaron el cuerpo de Kenny el lunes que también ofrecía sus servicios como trabajadora sexual en la página web donde se anunciaban las otras tres modelos asesinadas.

Se presume de acuerdo con información de un funcionario que prefirió mantenerse en el anonimato que los asesinatos están asociados a una red de tráfico de mujeres que opera desde Argentina y con conexión en México. Podría estar involucrado un funcionario argentino identificado como “El Caputo”, una familia oriunda de México de apellidos Santoyo Cervantes y portales web que están siendo investigados por la policía de México.

Además, el funcionario declaró ante medios de comunicación que hay direcciones IP de las páginas web procedentes de España y de otros países de Sudamérica. Hasta ahora no se han conocido los resultados de las investigaciones, las autoridades de México se han negado a ofrecer entrevistas al respecto.

La página donde Kenny promocionaba sus servicios emitió un comunicado donde alega que ella ofreció su trabajo desde septiembre de 2015 y pidió su baja en octubre de 2017, pero que había firmado un contrato como “imagen” de su sitio web.

Asimismo, rechazó que el caso esté relacionado con una red de trata de personas porque se trató de un homicidio.

También alegaron que no es posible comprobar su la joven fungió como acompañante el fin de semana de su asesinato o si salió con amigos, el portal se exime de toda responsabilidad.

“Ha sido muy triste para nosotros no solamente por conocer su muerte, sino por cómo fue causada. Por respeto y mero sentido común, en cuanto se nos avisó de la muerte decidimos remover su imagen de nuestros encabezados”.

Infobae / Telemundo

Kenny se suma a los cuatro asesinatos que todavía están impunes. Comparte esta estremecedora noticia.