Honduras está entre los países más violentos del mundo, las estadísticas de asesinatos son alarmantes. Aproximadamente se producen diez muertes violentas cada día.

Las autoridades informaron que están investigando el incidente en el que un hombre mató a un niño de 11 años de edad de un disparo en la cabeza porque impidió que violara a su hermana.

El crimen ocurrió en una aldea de Gracias, en el estado de Lempira al occidente de Honduras.

Los agentes policiales presumen que el asesino es Mario Villegas, quien todavía no ha sido arrestado, el menor se abalanzó sobre él para evitar que abusara sexualmente de su hermana.

Después de propinar el disparo se dio a la fuga, los policías emprendieron un operativo de búsqueda para dar con el paradero del responsable, pero hasta ahora no han podido localizarlo.

La reacción del atacante fue dispararle en la cabeza para acabar con su vida, el pequeño fue trasladado al hospital Juan Manuel Gálvez de Gracias, pero falleció poco tiempo después de ingresar a la sala de emergencias.

Los familiares del menor repudiaron el hecho y exigen que la justicia castigue el delito que cometió y que acabó con la vida de un niño inocente.

El crimen ha conmocionado las redes sociales, el pequeño murió por convertirse en el héroe de su hermana cuando vio que estaba siendo víctima de una agresión sexual. Dio su vida por salvarla de ser violada por un agresor que no tenía ningún tipo de piedad.

El Heraldo

Es lamentable que se hayan perdido tantos valores en la sociedad y que la vida no tenga valor para algunos. Paz a los restos del pequeño y mucha fortaleza para sus familiares y amigos en tan duro momento.

Comparte esta devastadora noticia, todos condenamos este hecho violento.