Un padre es una persona que está encargada de la seguridad no solo de sus hijos sino también de toda su familia, debe estar dispuesto a sacrificar lo que sea con tal de que las personas que ama se encuentren bien.

Por esto mismo, es que resulta tremendamente perturbador cuando surgen casos en los que un padre es el responsable directo de la muerte de su propio hijo, justo como lo hizo Aramazd Andressian, culpable de matar a su pequeño hijo después de que ambos hubiesen regresado de un viaje familiar a Disneyland.

El pasado martes 25 de julio, el hombre se declaró culpable del asesinato de su propio hijo de 5 años, aunque aún no ha indicado el motivo del horrible crimen.

Los fiscales sospechan que pudo haber sido en venganza hacia su esposa, Ana Estevez, con la cual había tramitado los papeles de divorcio desde hacía ya un tiempo.

La familia había tomado un viaje de placer a Disneyland buscando calmar los ánimos y por sobre todo darle un gusto al pequeño Aramazd Jr.

Ya que todos sabemos que es importante que durante un divorcio los niños se sientan queridos y con el conocimiento de que nada de lo que está pasando ha sido culpa de ellos.

Sin embargo, después del viaje, Andressian Padre se llevó a su hijo. Al día siguiente no había rastro del infante mientras que el padre fue encontrado en un auto cubierto de gasolina y en un desmayo auto inducido por el consumo excesivo de pastillas, se cree que estaba intentando suicidarse.

Dos meses después, el 30 de junio, los restos del niño fueron encontrados en el área del Lago Cachuma, aún se desconoce cómo los oficiales fueron capaces de encontrar el cuerpo pues ya habían revisado varias veces el área; además, la causa de muerte del niño aun es desconocida.

Durante el juicio en el que Andressian fue condenado, su ex esposa, Ana Estévez, abrazaba fuertemente el cofre que contenía las cenizas de su hijo, rodeada de familiares amorosos que esperaban ansiosos la condena del hombre que había acabado con la vida del pequeño de tan solo 5 años.

Ningún tipo de justicia en el mundo traerá de regreso a mi pequeño, sin embargo, Ara pagará por su crimen. Mi corazón está roto en un millón de pedazos y extrañarÉ a mi hijo inmensamente cada segundo del resto de mi vida”, declaró Ana en una entrevista.

Daily Mail

Es terriblemente doloroso saber de historias como estas en las cuales las víctimas son niños inocentes que no tienen la culpa de las pasiones de los mayores.

Esperamos que con el paso del tiempo Ana sea capaz de recuperarse de esta terrible perdida y pueda ser feliz de nuevo. Compartamos un mensaje de solidaridad.