La adolescencia es una etapa muy complicada y en la que se pueden cometer muchos errores, creemos ser adultos, nos sentimos como adultos pero no tenemos la madurez para tomar decisiones importantes sobre el futuro de nuestras vidas, por lo que solemos sentirnos bastante confundidos.

Por ello, durante este período nuestros padres y nuestro entorno cumplen un rol fundamental. Sin embargo, para alguno todo termina saliendo mal como le ocurrió a Celeste Caballero que teniendo tan solo 14 años le quitaron la vida.

Todo ocurrió en Córdoba, Argentina cuando la joven salió de la casa de su madre diciendo que iría al siguiente pueblo a visitar a su papá.

Pero después de unas horas ella no había llegado, lo que los hizo encender las alarmas y comenzar a rastrearla pero el temor de todos los padres se hizo realidad para los de Celeste después de que se dieron cuenta que habían perdido toda pista de ella.

Pensaron que tal vez se había desviado a casa de alguna amiga pero tampoco fue así que decidieron denunciar su desaparición.

No fue hasta 11 días después que obtuvieron una confesión aterradora.

En el proceso de localización encontraron las imágenes de las cámaras de seguridad de una estación de servicio, ella aparecía y estaba acompañada de un hombre que no lograban identificar. Sin embargo, tenían a algunos sospechosos, Carlos Miguel Heredia un vecino de 35 años era uno de ellos, por lo que decidieron interrogarlo.

En medio del interrogatorio comenzó a decir inconsistencias que lo llevaron a confesar un terrible crimen, “le di un tiro y la lancé al pozo”, dijo.

Aparentemente, Carlos había logrado seducir a la niña quien cayó en su trampa, él dijo que habían pasado la noche juntos y dio detalles de la manera en que se habían “amado”.

Finalmente, dijo que había tirado si cuerpo en un pozo de la zona rural de Laguna Larga, al verse acorralado decidió colaborar llevando a los oficiales al lugar donde se encontraba el cuerpo de celeste.

En el momento no le hicieron ninguna autopsia, ya que su cuerpo se encontraba en estado de descomposición avanzado.

Infobae / ElClarín

Unas horas antes un grupo de personas había marchado para exigir que fuera encontrada la niña desaparecida, la esposa de Carlos también colaboró con la policía antes de su interrogatorio diciendo que él solía tener afinidad por las jovencitas. Lamentablemente, la adolescente cayó en sus manos al no saber tomar buenas decisiones y le salió muy caro. Esperamos que las autoridades le hagan una condena pertinente para que no pueda tener nuevas víctimas.

Nuestras condolencias a la familia, comparte este horrible acto de violencia, #NiUnaMenos.