La semana pasada en diversos medios de comunicación se filtraron imágenes de la habitación del hotel que ocupaba Stephen Paddock, así como del cuerpo sin vida encontrado por los investigadores. Puedes ver el detalle de la noticia aquí.

La habitación que se encontraba en el piso 32 del “Mandalay Bay Resort and Casino” fue el lugar desde el que se perpetró el tiroteo masivo del pasado 1 de octubre hacia las más de 20.000 personas, que asistieron al “Route 91 Harvest Festival” en Las Vegas; las víctimas se encontraban a más de 400 metros de distancia. Atentado que sigue cubierto de misterios y que las autoridades no terminan de dar con el verdadero motivo que llevó al asesino a cometer tal crimen.

Sin embargo, dentro de las imágenes que circularon en la red, un nuevo indicio podría dar con las pistas para descubrir las motivaciones del asesino.

En una de las imágenes se apreciaba un papel de color rosa, junto a un bolígrafo y una cinta adhesiva sobre una mesilla, por lo que supusieron que se trataba de una nota suicida.

Cuatro oficiales, que fueron los primeros en asaltar la habitación alquilada de Stephen Paddock en el hotel Mandalay Bay, revelaron nuevos detalles sobre los disparos más mortíferos de la historia americana.

Declararon que no se trataba de una nota suicida, como se pensaba; los datos descubiertos son más escalofriantes aún:

“Era un esquema de la trayectoria que las balas debían seguir para matar a la mayor cantidad de gente posible”.

Dijeron que encontraron la nota que contenía cálculos garabateados por el asesino determinando trayectorias balísticas que ayudarían al pistolero a maximizar su número de muertos.

El oficial Newton, de la unidad K-9 del Departamento de Policía de Las Vegas, dijo que notó el papel en la mesita de noche del tirador, una vez que los agentes irrumpieron en la habitación. La nota estaba situada cerca de una de las ventanas que Paddock había roto con un martillo para disparar contra la multitud con rifles semiautomáticos de alta potencia para aumentar su tasa de fuego.

En ese papel estaban señalados los puntos a donde tenía que apuntar para disparar con más precisión.

“Pude ver en la nota que había escrito las cifras de distancia, la elevación a la que estaba, así como la trayectoria de las balas para llegar a la multitud. Lo escribió y lo averiguó para saber dónde disparar para alcanzar sus objetivos desde allí”, dijo Newton.

La nota fue encontrada entre 23 armas de fuego, municiones y el cuerpo del pistolero, después de que Paddock se quitó la vida antes de que las autoridades llegaran a la habitación.

Las autoridades todavía están trabajando para determinar los motivos del tirador, que siguen siendo en gran parte un misterio una semana después de la masacre.

“Llevamos un millar de pistas. Si bien algunas de ellas han ayudado a crear un mejor perfil de la locura del sospechoso, todavía no tenemos un motivo o razón por qué”, dijo el subsecretario del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas.

Los investigadores están estudiando todos los aspectos de la vida de los 64 años del asesino, desde su niñez hasta los últimos días antes de lanzar su ataque mortal.

Independent / RT

Los funcionarios han pedido a los miembros del público que presenten cualquier información que pueda ser útil para determinar los motivos.

Una masacre llena de pistas sin mayor conexión y que hace que todavía las autoridades se pregunten sobre las causas del atentado. 59 muertos de por medio, cuyos familiares lamentan su pérdida y un asesino sin vida, a quien también le atribuyen una enfermedad mental. Hay muchos rumores en la red de que otros son los grandes culpables de esta masacre, pero nada claro que permita hacer justicia a sus víctimas.

Esperemos que las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias y puedan dar con la verdad del tiroteo de Las Vegas. Comparte esta noticia con tus amigos.