Ashely Graham se ha convertido en una famosa modelo que ha roto los estereotipos de belleza asociados a la delgadez y las medidas “perfectas”.

Ella ha logrado tener una exitosa carrera siendo la primera mujer de talla grande en aparecer en portadas de revistas, desfilar en las importantes pasarelas y tener hasta su propia muñeca Barbie.

Pero Ashely no solo se destaca por su carisma y belleza, también es una emprendedora e inteligente mujer que ha creado su propia colección de ropa.

En su perfil de Instagram comparte publicaciones con mucha frecuencia cautivando a sus 6,9 millones de seguidores.

Recientemente publicó una foto de su cuerpo sin filtros ni retoques y causó revuelo, ella quería demostrar que acepa su cuerpo tal como es y que no hay nada que logre dañar su autoestima.

La imagen se convirtió en blanco de las más crueles críticas, algunos usuarios de la red social se dedicaron a insultarla sin piedad. A pesar de esto, Ashley reconoce que se siente bien y que pretende acabar con los prejuicios.

Aunque la imagen fue comentada por detractores que alegan que no debería exhibir su cuerpo con estrías, marcas ni celulitis, ella se ha ganado la admiración de millones de personas alrededor del mundo que aplauden su naturalidad y la seguridad que tiene en sí misma.

En la foto Ashley está de perfil frente a un espejo mostrando uno de sus muslos, algunas personas comentaron que sí utilizó Photoshop para disminuir la celulitis en la imagen.

Para muchos seguidores fue una decepción ver que la mujer que es precursora de lo natural y de aceptar las marcas del cuerpo y todas las imperfecciones presuntamente retocara la imagen.

Una usuaria de Instagram señaló un detalle en su codo que revelaría la edición de la polémica foto. ¿Qué te parece?

Es muy difícil ser una figura pública sin estar expuesto a recibir comentarios negativos, Ashley admite que no es posible complacer a todos, millones de personas ven sus publicaciones.

Ella muestra las prendas de su colección de ropa interior y de trajes de baño al natural, motivando a las mujeres curvy ofreciendo tallas que otras marcas no incluyen.

El mensaje de Ashley es muy importante: ninguna imperfección de nuestro cuerpo debe ser un motivo para avergonzarnos, la actitud y la belleza interior es lo que hace que todas las personas podamos sentirnos seguras y hermosas.

Instagram

Es admirable su reacción ante las crueles críticas que recibe, no hay nada que pueda atentar contra el amor por sí misma. ¡Compártelo!