Los depredadores sexuales son la mayor escoria de la sociedad y más cuando se trata de aquellos que eligen a menores de edad como sus víctimas. Pero algunas de estas personas creen firmemente que no ven ningún tipo de problema con su actitud y que no merecen ningún tipo de represalia.

Un profesor de gramática en una prestigiosa escuela fue acusado de tomar fotografías del cabello largo de sus estudiantes con un aparente deseo sexual, acusación que fue sorprendentemente aceptada por el maestro, quien además rindió todos los detalles sobre lo que hacía y por qué.

Ashley Bakewell, de 33 años es un profesor de gramática en la Escuela de Gramática del Sur de Wiltshire para Chicas, en Inglaterra. Lo era antes de renunciar a su cargo después de ser investigado por aparentemente haber tomado fotografías del cabello largo de sus estudiantes, algo que hizo sintiéndose motivado sexualmente, ya que se sentía atraído por sus largas cabelleras.

Las fotografías fueron tomadas durante un año y usualmente las chicas solían ser estudiantes que eran consideradas destacadas por el maestro Bakewell. En dichas fotografías, las estudiantes no llevaban su uniforme, ya que fueron tomadas en días de escuela donde el atuendo oficial no era requerido. Todo el material fue encontrado en el dispositivo móvil del maestro, allí almacenó las fotos que tomó a cada una de las chicas.

En el 2016, varias estudiantes habían reportado la actitud sospechosa del maestro, pero recientemente fue él mismo quien reconoció todo ante el panel disciplinario de la escuela.

Además admitió haber tomado un sin número de fotografías a muchas estudiantes más porque se sentía atraído por su cabello, alegando haberse sentido motivado sexualmente para hacerlo.

Aunque el profesor renunció a su cargo antes de ser dictada su suspensión permanente, el panel disciplinario decidió que sus acciones fueron deliberadas y sexualmente inapropiadas.

Aunque reconocen “la buena voluntad” del señor Bakewell por haber aceptado los hechos y colaborado con todas las investigaciones, el panel dictó su suspensión permanentemente por lo que no podrá ejercer como profesor en ningún tipo de institución, hasta tanto no existan méritos para reconsiderar la decisión.

Esta no es la primera vez que esta escuela se encuentra inmersa en un escándalo sexual. En el 2011, una profesora de 55 años fue vetada al igual que Bakewell después de salir a la luz su relación homosexual con una joven estudiante de la institución.

Por lo pronto, el profesor Ashley deberá esperar hasta el mes de abril del 2023 para solicitar la reconsideración de su suspensión permanente, hasta entonces seguirá desempleado. Esperamos que la ilustre institución se encuentre libre de escándalos como este por un tiempo.

Flickr / Pixabay

Coméntanos, ¿qué te pareció la actitud del profesor? Debemos estar atentos ante cualquier indicio de abuso, afortunadamente este agresor no causó daños peores. Comparte esta noticia.