Los niños, junto a los ancianos y los animales, son los seres más indefensos de una sociedad. Pero cuando además tienen una especial discapacidad, los sentimientos de compasión y solidaridad afloran. O al menos es la mínima reacción que se puede esperar de una comunidad medianamente sensible ante el padecer ajeno.

Pero un aberrante suceso ha desatado una ola de frustración e indignación, cuando una adolescente discapacitada fue frutalmente golpeada por otros 3 menores antisociales, dejando a la niña en condiciones lamentables.

ADVERTENCIA: CONTENIDO SENSIBLE

La víctima de 17 años fue llevada a un lugar de picnic en el pueblo de Gippsland en Moe, Victoria, en las primeras horas de la mañana del lunes, donde como si de un deshecho tóxico y venenoso se tratase, fue torturada y golpeada repetidamente sin la más mínima compasión.

Su cabeza fue brutalmente aplastada contra una mesa, a manos de los 3 menores, que no paraban en su ataque.

La terrible agresión fue grabada en uno de los teléfonos del delincuente y compartida en su red social, según declararon los medios locales.

Durante el ataque, la adolescente con discapacidad intelectual, se vio obligada a inhalar vidrio, que se cree que provino de su iPhone destrozado.

No contentos con eso, además de patearle y aplastar repetidamente su cabeza, le quemaron las manos en una barbacoa hirviendo y le propinaron patadas en la cara.

Este es el momento del brutal ataque

La madre devastada de la niña dijo que “su hija fue engañada para ir al parque, creyendo que se iba a reunir con su novio”.

“Ella es irreconocible. No puede ponerse las gafas porque sus pómulos están tan hinchados “, declaró la madre.

Dijo, además que su hija “nunca volvería a ser la misma” después de los horribles ataques.

Después de la agresión fue llevada al hospital, donde fue tratada por lesiones graves en la cara, y ahora trata de recuperarse en su casa.

Los presuntos delincuentes eran tres adolescentes mujeres, dos de 15 años y una de 12, las mismas que también habían sido acusadas de asalto y robo.

La niña de 12 años fue liberada bajo fianza, pero las dos niñas de 15 años no, según revelaron los informes policiales.

El Detective Constable Michael Thek dijo que el asalto fue extremadamente grave.

“Las imágenes son extremadamente gráficas y muchos policías de alto rango aquí dicen que es uno de los peores asaltos que han visto en 30 años”, declaró Thek.

Daily Mail

Estas son acciones aberrantes que delatan qué tan bajo ha caído una sociedad.  El momento en que un adolescente pierde toda sensibilidad hacia el enfermo y el desvalido, ¿qué se puede esperar de ellos en un futuro? Es una grave alerta hacia los padres y autoridades. Son abusos que no pueden quedar en la impunidad y deben buscarse soluciones estructurales para erradicarlos de raíz.

Levantemos la voz y no dejemos de reprobar estos abusos, compartiendo esta noticia.