El edificio de un hospital abandonado en Oroville se convirtió en una clínica veterinaria improvisada para atender a centenares de animales abandonados y heridos tras el devastador incendio de California.

Un equipo de voluntarios, integrado por veterinarios y enfermeras del Grupo de Desastres de Animales del Norte del Valle se han dedicado a atender y curar a todos los animales afectados.

La reconocida actriz de Hollywood Sandra Bullock ha donado 100 mil dólares para contribuir con el rescate de los animales.

Hasta ahora hay 576 animales en el edificio, 258 gatos, 188 perros, 76 pollos, 41 aves y 5 conejos. Las especies de mayor tamaño han sido trasladadas a Butte County.

Muchos de los animales sufrieron quemaduras mientras intentaron huir de las llamas del devastador incendio forestal que ha causado estragos en California, dejando más de 50 personas fallecidas.

Los bomberos han rescatado a muchos animales y los trasladan a este centro improvisado para que reciban atención médica.

“Cuando los dueños entran en pánico, estamos aquí para ayudarlos. Tratamos de encontrar la forma de hacer que su vida vuelva a tener un poco de equilibrio”, dijo una de las voluntarias.

Sara Anderson, de 28 años, es veterinaria y declaró a los medios de comunicación que la parte más difícil de su labor es hacer que los animales heridos comprendan que ella está tratando de ayudarlos.

“No pueden decirnos qué les está doliendo, no saben qué está pasando, se quemaron y no saben dónde está su familia. Es difícil, eso es lo peor”.

Dependiendo de las lesiones que tengan los animales les ponen vendajes a diario.

Muchas familias se han separado de sus mascotas mientras huían para sobrevivir de las llamas, y ahora luchan para reencontrarse con ellos anhelando que hayan podido sobrevivir.

Una de las víctimas que perdió a su gata dijo: “Sería increíble recuperarla, significaría esperanza. Nuestra casa se ha ido. Logramos sacar a nuestros perros y a nuestro hijo, y eso fue todo”.

En la parte de afuera del refugio hay personas que se han congregado con fotos de sus mascotas para intentar recuperarlas.

Jeff Hill, un vecino de Paradise, descubrió a un caballo atrapado en el interior de una piscina. “Mientras revisaba para ver si las casas estaban en pie, nos encontramos con esta yegua que se había rendido y tenía una mirada de derrota en sus ojos”.

“No se sabe cuánto tiempo estuvo allí, pero estaba temblando sin control, estaba atrapada en la cubierta de la piscina, pero su suspensión le impidió ahogarse”, escribió en su perfil de Facebook.

Jeff logró rescatar al animal, haciendo que saliera del agua para estar a salvo. “Ella salió, se sacudió, fue cariñosa con nosotros durante unos minutos como agradecimiento y se marchó asegurándonos de que estaba bien”, finalizó.

La solidaridad de muchos se ha manifestado para ayudar a todos los animales en peligro.

Las fotos son desoladoras, hay gatos quemados, algunos con lesiones muy graves.

Tal como la de Billiegirl una gata que fue rescatada en una carretera, pero lamentablemente no logró sobrevivir. Su foto le dio la vuelta al mundo.

No se ha podido conocer cuántos animales han sido víctimas del incendio más devastador de la historia en California.

Pero muchas familias tuvieron que escapar sin sus mascotas y otras especies del bosque como coyotes, mapaches, ardillas, zorros, también han sido afectados.

Es admirable la labor de los voluntarios que trabajan a diario para salvar la vida de los animales que han sido víctimas de la tragedia.

Daily Mail

Todos esos héroes se han hecho merecedores de la gratitud y admiración de miles de personas alrededor del mundo que aplauden su noble labor. Compártela.