Hay crímenes que reflejan lo cruel e inhumana que puede ser una persona convirtiéndose en un ser sin escrúpulos, así actuó una mujer residente de Arizona, Estados Unidos, la cual abandonó a su hija de 17 meses en una carriola en el desierto.

Ashley Denise Attson, de 23 años, es el nombre de la mujer que de manera intencional abandonó a su bebita en un carrito en la mayor reserva de nativos americanos que hay en los Estados Unidos. La bebé permaneció en la mitad del desolado desierto por cuatro días enteros sin recibir comida, agua, cuidados y tampoco amor.

Después de los cuatros días y noches, la mujer regresó al lugar donde la abandonó y la pequeña ya no tenía signos vitales, así que procedió a encontrar un agujero para enterrar el cuerpo de la bebé.

En septiembre de 2016, la mujer fue detenida por su crimen en la Nación Navajo, un territorio con autonomía limitada con habitantes nativos americanos en los estados de Arizona, Nuevo México y Utah.

Actualmente, la mujer fue condenada a 20 años de prisión. El juez federal del distrito, Dave Campbell, impuso la sentencia bajo el acuerdo de culpabilidad, después que Attson aceptara los cargos de asesinato en segundo grado.

“Durante los días siguientes, se encontró con amigos para tomar un helado y publicó fotos de ella en Facebook”, dijo el fiscal en una declaración. Mostrando la frialdad que tuvo la mujer al asesinar a su hija.

Además, se reveló que en el momento del nacimiento de la niña encontraron restos de metanfetamina en su sistema y por esa razón estuvo bajo la custodia de los servicios sociales antes de que Attson recuperara la custodia de la pequeña, dos meses antes del terrible suceso.

Daily Mail / Relay Hero

El portavoz de los fiscales, Cosme López, se negó a revelar el nombre de la bebé que fue asesinada pues la política le prohíbe divulgar el nombre de una menor de edad, pero sí informó que en los documentos judiciales se refieren a la menor como “Jane Doe”.

Otra negativa por parte del portavoz fue cuando se le pidió informar sobre el motivo del asesinato o de la irracional y cruel acción de Attson, pero dijo que no podía proporcionar información sobre la manera en que murió la bebé.

López también informó que Attson recibió la pena máxima por el acuerdo de aceptación de culpabilidad porque el cargo de asesinato realmente corresponde a la cadena perpetua; ante la decisión de reducción de pena se opusieron varios fiscales anteriores del caso porque consideraban que era una pena muy baja para el cruel hecho.

Attson estará un largo tiempo en prisión, aunque para algunos ningún castigo será suficiente.

¡Comparte esta desgarradora historia!