Las estadísticas de acoso escolar siguen siendo preocupantes en muchos países del mundo, las agresiones entre compañeros de clases parecen estar a la orden del día y para eso se han emprendido campañas que ayuden a crear conciencia.

Detrás del bullying hay una serie de factores que debemos tomar en cuenta, uno de ellos las razones que motivan a los agresores a atentar contra los demás discriminándolos, e incluso agrediéndolos física y psicológicamente.

Es importante que los padres y maestros trabajen en conjunto para lograr que todos los estudiantes tengan empatía, respeto y tolerancia como principios inquebrantables y detectar cualquier signo de acoso a tiempo para tomar las medidas correctivas necesarias.

Este es el caso de un padre que estaba cansado de que su hijo fuera acosado en el colegio, decidió enfrentar al agresor para hablar con él y terminó realmente conmovido.

Aubrey Fontenot de Houston, Texas, supo que Jordan, su hijo de 8 años sufría acoso escolar, decidió indagar para comprobar cuáles eran las razones por las que lo agredían.

Se acercó a Tamarion, el niño que acosaba a su hijo conversó con él en su auto y este le contó que también era víctima de acoso porque no tenía ropa limpia y porque su familia no tenía casa propia, vivían alquilados y estaban padeciendo muchas necesidades.

Fontenot se comunicó con la madre del joven y comprobó que lo que le había contado era verdad, que su familia pasaba por un momento muy difícil y vivían en condiciones deplorables.

El padre de Jordan, quien tiene su propio local donde se dedica a hacer tatuajes, no se quiso quedar con los brazos cruzados.

Compartió su experiencia en Twitter para que la sociedad supiera que detrás de la conducta inapropiada de los que agreden a otros hay una historia que necesita ser escuchada.

Y que tendiendo una mano amiga a esa persona que está sufriendo y atacando a otro como mecanismo de defensa se puede hacer una gran diferencia. El padre relató que el colegio nunca tomó medidas frente al acoso a pesar de que sabían la situación personal de Tamarion.

Después que Aubrey conversó con el agresor de su hijo lo llevó a su casa para que se disculpara y terminaron compartiendo un momento agradable y jugaron juntos video juegos.

El padre le compró ropa y zapatillas a Tamarion como su fuera su propio hijo, pero estaba consciente de que eso no ayudaría a la familia a solventar sus graves problemas, así que creó una campaña en GoFundMe para recaudar fondos para ellos.

A pesar de que el objetivo era recaudar 7 mil dólares en solo cinco días superó los 24 mil dólares, la solidaridad de muchos se hizo presente para ayudarlos, ahora hay más de 30.000 dólares.

“No tenemos idea de las cosas que pasan con los jóvenes actualmente, porque a muchos de nosotros no nos importa…y esto no es una historia poco común para mucha gente, así que ayer pasé gran parte de mi día comprándole cosas y enseñándole a este joven sobre el respeto propio, la integridad, la moralidad y la confianza.

CBS

Todos venimos de diversos orígenes, pero todos compartimos el mismo objetivo de éxito. No vasta con ayudar solo a nuestra comunidad. Estos jóvenes nos necesitan, yo no puedo hacerlo solo. Ayer alguien me llamó ángel. Honestamente, ahora lo siento, pero necesito que me ayuden”.

Miles de personas expresaron la admiración que sentían por su gesto tan noble y la forma en la que abordó el problema de su hijo.