August Ames, una reconocida actriz porno de 23 años que ha filmado 270 películas, falleció en extrañas circunstancias después de protagonizar un escándalo en las redes.

La joven canadiense publicó un polémico mensaje en su perfil de Twitter, que fue interpretado por sus seguidores como homófobo, al anunciar que no grabaría escenas de sexo con un actor que había participado en grabaciones de películas para adultos homosexuales.

Recibió centenares de insultos y aseveraciones que la tildaban de homofóbica, así que quiso justificar su decisión pero fue contraproducente.

Mercedes Grabowski, nombre real de la joven, fue blanco de muchas críticas después de sus comentarios, puedes visitar su perfil de Twitter aquí.

Ella se defendió alegando que su decisión no es homofóbica:

“No es homofobia, la mayoría  de las chicas no graban con hombres que han hecho porno gay, es por seguridad. Así es como van las cosas conmigo. No voy a poner mi cuerpo en riesgo, no sé lo que ellos hacen en sus vidas privadas”.

Con este mensaje implícitamente se refirió a la promiscuidad con la que se conocen los homosexuales, y al peligro de contraer VIH.

Después de esta aclaratoria, los usuarios de la red social, arremetieron contra ella con más fuerza.

En otro mensaje decía:

“¿Cómo voy a ser homófoba si yo misma me siento atraída por otras mujeres? No querer tener sexo con hombres gay no es homofobia; ellos tampoco quieren tener sexo conmigo. Así que adióssssss”.

Ante tantos comentarios de rechazo ella respondió con un mensaje que decía:

“¡No tengo de qué disculparme! ¿Disculparme por tomar precauciones para que mi cuerpo permanezca a salvo? Jódanse todos los que me atacan cuando mis intenciones nunca fueron malas. ¡Yo amo a la comunidad gay! Yo escojo quien está en mi cuerpo. No hay odio!”. Esa su última publicación solo dos días antes de su muerte.

El cuerpo de Mercedes fue hallado en su residencia y las autoridades están investigando las causas del fallecimiento, aunque todo apunta al suicidio.

A pesar de que todavía no se han esclarecido las causas de la muerte de la joven actriz porno, se presume que decidió acabar con su vida tras no soportar el acoso que recibía en sus redes sociales tras sus polémicos mensajes.

Personas cercanas aseguran que estaba padeciendo una depresión y que el bullying pudo haberle afectado. Kevin Moore, su esposo, pidió privacidad para enfrentarse a tan doloroso momento asegurando que “era la mujer de su vida”.

Ella comenzó a trabajar con cine para adultos en 2013, y solamente en cuatro años había rodado 270 películas, el año pasado fue acreedora de un Premio Vixen Angel AVN, que sería el equivalente a un premio Oscar, máximo galardón del cine, en el segmento pornográfico.

Infobae

Paz a sus restos, comparte esta estremecedora noticia, estaremos atentos a los avances del caso.