Un reciente video se ha vuelto viral en las redes por un hecho que aunque se trata de una conducta que se esperaría como normal en los ciudadanos, ha sido considerada como ejemplar y digna de ser aplaudida.

Un hombre caminaba por las calles de Canadá cuando no pudo dejar de grabar algo que llamó poderosamente su atención.

Es el momento en que un autobús escolar se acerca a la parada habitual para dejar a unos pequeños de escuela primaria. Y precisamente cuando se detiene, algo alucinante sucede, al menos algo que en determinados países poco respetuosos de las leyes jamás sucedería.

Inmediatamente, todos los vehículos cercanos al autobús se detienen por completo. Segundos después se ve bajar a los pequeños que van a su ritmo, despidiéndose alegremente y saludando a quien los recibe en la parada.

Las leyes de tránsito en Canadá indican que ante la presencia de un autobús escolar estacionado, los otros vehículos deben detenerse de inmediato para así evitar algún accidente.

Ciertamente, los pequeños son los seres más impredecibles y ningún padre quisiera lamentar una tragedia porque su hijo corrió hacia alguna dirección equivocada y un conductor distraído le arrebató la vida. Sucesos que pasan a diario en ciertos países donde no existe el más mínimo cuidado a la hora de conducir.

Sólo en España en el último año se han reportado más de 1.000 accidentes mortales en vías interurbanas, de los cuales el 77% han sucedido en vías convencionales y el 15% fueron atropellos a peatones.

Son cifras alarmantes que en países de América Latina llegan a límites insospechados.

En el video se puede ver claramente cómo todos los condcutores, sin excepción de ninguno, se mantuvieron esperando pacientemente que el chofer del autobús terminara de dejar a los niños y se retirara para continuar por su camino. A nadie se le ocurre alertar con el claxon, todos esperan porque saben que en caso de una imprudencia, podría ser la vida de su hijo la que esté en juego.

Apenas el video fue publicado en las redes sociales, corrió como la pólvora ante el impacto de los ciudadanos.

«Disciplina en Canadá… Cuando el autobús escolar deja a los niños, todos se detienen», escribieron en Twitter.

Y los comentarios en línea no se hicieron esperar.


«Esto no es disciplina. Esta es la ley, debe detener su vehículo si el autobús escolar se detiene. Debe saber esto antes de obtener su licencia de conducir. También tenemos esto en Estados Unidos», dijo categóricamente una usuaria.

Es increíble toda la resonancia que ha tenido en la red el corto metraje de 1 minuto de duración, alcanzando sólo en Facebook más de 20 millones de reproducciones y más de 600,000 reacciones, además de los casi 40,000 retuits conseguidos en Twitter.

“Esto sí es primer mundo”. “Eso en mi país jamás pasaría”. “Por eso nunca seremos desarrollados”, son algunos de los comentarios que se compartieron.

Muchos han insistido en que literalmente los niños tardan 30 segundos en bajar del autobús, tiempo que para algunos parece ser una eternidad, una tarea de titanes difícil de soportar.

El hecho que un conductor tenga que permitir dejar su pie reposar sobre el freno por menos de 1 minuto pareciera que va a terminar causándoles poco menos que un paro, es demasiado para la mayoría.

Y ante esta actitud cívica digna de aplaudir, otros han dicho que no se trata de ser de primer o tercer mundo, se trata de prioridades, de principios, «de si te da la gana o no de respetar algo tan valioso como la vida».

Twitter

“¿Cómo lo hacen? Pues así: poniendo el pie sobre el pedal ¿qué hay de difícil en ello?», dijo otro usuario.

Esperemos que el video llegue hasta el último rincón del planeta y entre todos pongamos cada uno un grano de arena para construir una sociedad más respetuosa de las normas, más respetuosa de la vida. Compártelo con tus amigos.

Te recomendamos