Un niño de tan solo 4 años de edad sufrió heridas graves en la cabeza, espalda, pecho abdomen y brazos, la justificación que tuvo su atacante para darle esa golpiza fue que no pudo contar hasta cinco.

El agresor tiene 20 años, se llama Bakhram, en las fotos se muestra que está esposado por la policía, haciendo una reconstrucción del crimen. “No contó hasta cinco cuando le ordené que lo hiciera”. Se puede ver cómo usó el cinturón para golpear al niño y específica que le dio al menos 15 golpes.

También dijo que antes de golpearlo con el cinturón lo había golpeado con el cable del cargador de un teléfono, lo más preocupante es que esta no era la primera vez que ocurría, además la madre del pequeño, María Belonogova de 31 años era testigo de aquellas agresiones infantiles pero no decía nada.

De acuerdo a las declaraciones que ha hecho la madre si nunca dijo nada fue por miedo a que también a ella la golpeara y fuera peor el daño. En el departamento vivían otras dos personas, el ex marido de María, Nikolay y otro huésped masculino.

Según Bakhram, originario de Azerbaiyán, dijo que solo trataba de educar al pequeño Lera y a su hermana Elizaveta de seis años, sin embargo, únicamente Lera de 4 años se llevaba todas las torturas por parte de Bakhram.

Después de cada ataque la madre trataba de tranquilizar a Lera, pero nunca lo llevaba a un médico o a un hospital por temor a que su amante fuera detenido, sin importar que el pequeño Lera tuviera complicaciones para respirar o los terribles daños psicológicos que le estaban ocasionando esos maltratos.

Fue Lodger Alexander de 45 años, quien vio la condición en que se encontraba el niño cuando llamó de inmediato a la policía y a la ambulancia pues temía que pudiera morir.

Las enfermeras dijeron que en realidad Lera puede contar sin ningún problema hasta el cinco, pero la situación de pánico en la que vivía y a la que era sometido por su padrastro lo dejaban paralizado cuando él le pedía que lo hiciera.

Ahora Bakhram fue acusado de tortura infantil y se enfrenta a siete años de prisión. El pequeño Lera está en el hospital recuperándose de las heridas físicas, pero tardará mucho tiempo en recuperarse del daño psicológico que ese hombre le causó.

Mail Online

Es terrible que un niño tan pequeño tenga que pasar por semejantes torturas y más aún que quienes se supone que deben protegerlo, se callen y no hagan nada.

Comparte esta nota, el maltrato infantil es algo que se debe erradicar en el mundo.