“Se ahogó en un sueño, del cual nunca se despertó”, ha dicho la derrumbada madre tras publicar desagarradoras imágenes de su hija de dos años que murió de sarampión.

Ciertamente, ninguna madre está preparada para enterrar a su hija, y esta mujer serbia, Dragana Petrovic, todavía le pide al Cielo que lo que vivió haya sido una pesadilla que termine ya.

Pero tristemente es una realidad que ha tenido que asumir en medio del profundo dolor, la muerte de su hija, por una enfermedad eruptiva tan común como el sarampión.

Aparentemente, la niña fue ingresada en el hospital y ahí la pusieron en la misma habitación junto a un niño infectado, a pesar de que ella no estaba vacunada.

Dragana no quiere que otras mujeres tengan que atravesar el mismo calvario que sufrió ella, por eso se ha atrevido a publicar las inquietantes imágenes en la página Light for Riley, cuyo objetivo es proteger a bebés y familias de enfermedades que se pueden prevenir por vacunación.

Ella ha insistido a los padres en la importancia de vacunar a sus hijos para evitar estos resultados mortales.

La mujer dijo que su hija Nadja contrajo la enfermedad mientras permanecía en la misma habitación de otro niño contagiado en el hospital en Serbia en enero de este año.

Días después, su hija tuvo fiebre alta y la mujer, con su sexto sentido de madre, temió lo peor.

“El mismo día de la tarde, Nadja se ahogó en un sueño del que nunca volvió a despertarse. Ella no comió, no bebió, no se despertó, no respondió”, escribió la madre.

“Empeoraba cada día, sus necesidades de oxígeno eran más grandes y recibimos confirmación de que estaba contaminada con sarampión”.

Posteriormente, Nadja ingresó en cuidados intensivos, donde su condición se deterioró tanto, al punto de que contrajo “sepsis debido a dos bacterias diferentes”.

Para el 4 de abril “sufría una insuficiencia cardíaca, Nadja recibió sus alas de ángel a las 18.30”, escribió la derrotada madre, que sólo le queda alertar a otras mujeres del peligro.

Petrovic dijo que todos los niños tienen derecho a estar protegidos de enfermedades infecciosas.

“Ahora depende de nosotros compartir su historia para que nadie sufra como ella. Mi ángel me dejó demasiado temprano, pero pelearé para que nadie se olvide de ella y pase por lo que yo pasé “, ha advertido Dragana.

Daily Mail

La página Light for Riley en la que la madre decidió hacer pública su historia, fue creada por Catherine Hughes, cuyo hijo Riley murió de tos ferina en marzo de 2015 cuando solo tenía 32 días de nacido.

Un brote de sarampión fue reportado por funcionarios de salud serbios en enero, con 1.227 casos en el país entre octubre del año pasado y el 19 de enero, según reportaron los medios locales.

Aquí puedes encontrar un video informativo sobre la magnitud del problema del Sarampión en el mundo y cómo evitarlo:

No podemos pasar por alto una advertencia tan clara de parte de una madre desesperada, que pagaría lo que sea por retroceder el tiempo y haber vacunado a tiempo a su pequeña. Una medida de prudencia que puede salvar la vida de quienes más amamos en esta tierra.

Comparte este importante mensaje de advertencia. Podríamos darle una segunda oportunidad a miles de niños… ¡La que no tuvo la pequeña Nadja!