Para los médicos las anomalías no suelen ser nada de que temer, muchas personas nacen con características muy particulares, pero cada tanto ocurre algo que ni los propios médicos pueden explicar y que sorprende a más de uno.

Recientemente se conoció una noticia sobre un bebé que nació con una particularidad que logró sorprender hasta a los médicos más experimentados, se trata de un pequeño que nació con dos penes, pero uno de estos se encuentra adherido en su espalda.

Los médicos no habían sido capaces de ver esto en los ecos antes del parto; tanto para los familiares como para el personal médico fue una completa sorpresa al momento del parto encontrarse con esta rareza.

Sin embargo, la razón por la que esto sucedió es un poco más simple de lo que se cree: el bebé nació con esta particularidad debido a su hermano gemelo no nacido, aparentemente esto fue lo único que quedo de él y por eso se encuentra situado en su espalda.

A pesar de que la explicación indica que no es nada especialmente grave o fuera de lo común, muchas personas quedaron horrorizadas al ver esto por primera vez, incluso algunos médicos con experiencia llegaron a decir que se trataba de algo terrorífico.

El pequeño tuvo que someterse a una cirugía para remover el órgano reproductor extra que se encontraba en su espalda y hoy en día se encuentra en casa seguro y completamente sano, recuperándose de su cirugía.

La operación se llevó a cabo en el Instituto de Investigación Científica de Pediatría en Bakú, Azerbaiyán. Y las palabras del director del departamento de neonatología del instituto, Gunduz Agayev, fueron las siguientes:

El bebé tiene un órgano sexual normal donde se supone que debe estar”.

Sin embargo, hubo quienes se sintieron aterrados por presenciar esto y llamaron a esta anomalía de diferentes maneras.

Esto es aterrador. El pene en la espalda es un parásito”, dijo un médico llamado ‘Adelya’.

Efectivamente se trababa de un parasito que fue removido del cuerpo del pequeño. Los médicos se mostraron tan asustados debido a que era la primera vez que veían algo así, además de que el hecho de que estuviera pegado al bebé los tomó por sorpresa pues ninguno había visto eso en los exámenes preliminares.

Daily Mail / deccanchronicle

Y no fue solo el pene en la espalda del bebé lo que los tomó por sorpresa, pues ellos ni siquiera pudieron notar que había existido un hermano gemelo que no había logrado vivir. El pequeño no nacido había pasado desapercibido durante cada una de las pruebas.

Ahora que todo se ha resuelto, se espera que el pequeño continúe con buena salud. No olvides compartir con tus amigos.