La pequeña Emma Grace Kennedy, de 7 meses, tenía una gran sonrisa en su rostro y parecía estar en buena forma, después de haber sido capturada por los rescatistas a manos de su padre, quien la había secuestrado violentamente días atrás.

El impactante hecho había despertado la alarma Amber en Virginia y Carolina del Norte, después de que la madre reportara que su hija había sido secuestrada por su padre, un hombre con historial de delitos sexuales.  Lo que llevó a la policía a rastrear los posibles lugares donde podría estar la menor.

La alerta fue emitida el a las 3:00 am del lunes, después de que el padre de la menor, Carl Kennedy, de 51 años, se habría presentado con un cuchillo en el domicilio de la madre para agredirla, secuestrando a la pequeña Emma a la fuerza, alrededor de las 7:55 pm del domingo.

Se dio a conocer que la madre de Emma, Krysten Murphy, mantuvo una relación con Carl durante tres años y que la relación era abusiva, pero que nunca llamó a la policía porque temía por la seguridad de su familia.

También se supo que en Asheboro, en Carolina del Norte, Carl estaba registrado como un peligroso delincuente sexual.

Con todos los antecedentes, la policía no cesó en sus esfuerzos por capturar a la pequeña, y finalmente, tras una llamada anónima, pudieron conocer el paradero de Emma.

Tras un impresionante operativo de rescate, las autoridades arrestaron a Carl en una casa móvil en Carolina del Norte, casi dos días después de que se llevara a la bebé a punta de cuchillo, a la vista de su madre.

Un ayudante del alguacil entró en la caravana y lo primero que hizo fue tomar a la bebé en sus brazos con extremo cuidado y calmarla, según declaró el comisario del Condado de Randolph, Robert Graves.

Carl Kennedy fue arrestado y su vehículo Suzuki de cuatro puertas, fue confiscado también.

El FBI, el Servicio Secreto y la Oficina del Sheriff del Condado de Randolph, participaron en la búsqueda, y se manifestaron orgullosos de poder haber rescatado a la bebé con vida y en buena forma. Pero ratificaron que tuvieron mucha suerte de haber llegado a tiempo, ya que la pequeña estaba en peligro extremo junto a Kennedy.

Anteriormente, Carl ya había salido de la cárcel con una fianza de 250,000 dólares por la distribución de medicamentos, y se suponía que comparecería ante el tribunal por esos cargos esta semana, según revelaron los medios locales.

Daily Mail

Este fue el momento en el que finalmente Carl fue capturado en su casa móvil

No me quiero imaginar la angustia que debió pasar esta madre durante esos 2 días, que debieron volverse una eternidad sin saber del paradero de su indefensa criatura. Quién más que ella para saber en qué manos se encontraba la única que no tenía la culpa en este altercado.

Nos alegramos de que Emma haya sido rescatada con vida, pero es preciso que se haga justicia con este desalmado. ¡Un hombre así no puede estar libre por las calles! Comparte esta impactante noticia con tus amigos.