Un bebé sobrevivió de milagro al ser expulsado traumáticamente del útero de su madre y hacer en el borde de una carretera durante un trágico accidente de tránsito.

La madre del pequeño, que estaba embarazada, se trasladaba en un camión con tablones de madera cuando el conductor perdió el control causando el volcamiento del vehículo en una autopista de Cajati, una localidad entre Sao Paulo y Curitiba en Brasil.

El camión se volcó y la mujer fue arrojada desde la cabina, fue aplastada por la carga que tenía el vehículo y el bebé fue arrancado de sus entrañas.

Cuando el personal de los servicios de emergencia llegó al lugar hallaron a la mujer fallecida debajo de los tablones de madera y después encontraron a la bebé recién nacida llorado sobre el césped a varios metros de distancia.

El cordón umbilical de la pequeña fue cortado durante el accidente, y la bebé estaba en perfecto estado de salud. Milagrosamente no sufrió ninguna lesión después de tan aparatoso accidente en el que su madre perdió la vida.

Actualmente es atendida en la unidad de cuidados intensivos neonatales del hospital regional Pariquera-Acu. De acuerdo a los informes de los medios locales, las autoridades policiales y los servicios sociales están intentando identificar a la mujer fallecida que estaba embarazada de 39 semanas y no tenía documentos de identificación.

Elton Fernando Barbosa es el primer paramédico que llegó al lugar del accidente, y declaró: “Fue un accidente grave con una persona fallecida reportada. “Cuando llegué allí, vi que el conductor del camión estaba herido, y fue visto por el equipo de primeros auxilios”.

“Fui en busca de la mujer fallecida que yacía debajo de la madera cuando escuché el llanto de un bebé”.

El paramédico relató: “Sentí aprehensión total, porque no había tenido información sobre una tercera víctima”, contó que encontró a la bebé a varios metros de la madre e inmediatamente solicitó su traslado en ambulancia.

“El bebé fue literalmente expulsado por el impacto que recibió la madre, fue tan grande que abrió su vientre y el pequeño salió. Era una bebé perfecta, sana, sin un rasguño. Podemos decir que, en esas circunstancias, fue realmente un milagro que sobrevivió”.

“Seré honesto. Fue Dios por lo que vi, no tengo idea de cómo salió viva. La madre estaba bajo varios tablones de madera no sé cómo salió la niña de su vientre”, dijo Fernando Barbosa.

Concluyó agregando que fue un momento muy emotivo y que lamenta que la madre haya fallecido. En medio de la tragedia, le consuela saber que la bebé logró sobrevivir.

“Esto ha marcado mi vida, no creo que haya ocurrido un accidente similar en la autopista. Perdimos una vida, pero fuimos responsables de salvar otra”.

Una enfermera del hospital donde permanece la bebé identificada como Solange Batista dijo que el personal del centro de salud declaró que la pequeña pesa 2,72 kilos.

La bautizaron como Giovanna que significa “protegida por Dios”, comentó que era muy tranquila y que sonríe con frecuencia.

Metro

El conductor del camión implicado en el accidente identificado como Jonathan Ferreira fue trasladado al hospital y recibió el alta médica ese mismo día. Fue acusado de homicidio involuntario.

Relató a los miembros del equipo de rescatistas que no conocía a la mujer y que solo la estaba trasladando. Las autoridades buscan a los familiares de la víctima, en caso de que nadie reclame el cuerpo será enterrada como una persona no identificada y la bebé será puesta a la disposición de un orfanato y dada en adopción.

Este suceso nos demuestra que los milagros sí existen y nos sorprenden aun en medio de las peores tragedias. Compártelo.