Cuando un bebé se enferma los padres se enfrentan a una situación de angustia e incertidumbre, mientras hacen todo lo que esté a su alcance por aliviar sus síntomas y lograr que recuperen su salud.

Lo que le pasó a esta madre es indignante, Daveanah Cowie, madre de un pequeño bebé de 7 semanas de nacido que no podía respirar acudió con desespero a la sala de urgencias de un hospital británico.

Pero la recepcionista le pidió, aun conociendo la gravedad de su emergencia, que esperara su turno.

La madre sabía que no podía hacer eso, cada segundo contaba para salvar la vida de su pequeño así que desobedeció a la recepcionista y acudió a buscar a un doctor con su bebé en brazos.

Ella no dudó en denunciar la irresponsabilidad del Hospital Derby Royal en el Reino Unido porque la recepcionista no reconoció el estado de gravedad del bebé Tommy Lee.

“Le pedí a la recepcionista ayuda inmediata. En vez de buscar a un doctor, decidió coger mis datos y decirme que me sentara y esperara mi turno”, comentó la madre a un medio de comunicación local.

Daveanah, de 21 años, es de Alvaston, y salvó la vida de su hijo gracias a que se atrevió a romper las reglas impuestas por el centro de salud y buscó a una doctora que llevó de inmediato al bebé a una máquina de soporte vital evitando lo peor.

“Podría haber muerto”, comentó.

“Le conté al médico lo que ocurrió y me respondió que probablemente la joven de la recepción necesite más entrenamiento. No he recibido una disculpa cuando la vida de mi bebé estuvo en riesgo por su mala decisión”, dijo Daveanah.

derbytelegraph

El pequeño Tommy, fue diagnosticado con bronquitis y desde el pasado 27 de noviembre está ingresado en el centro hospitalario con su hermano gemelo Arlow Jack que también contrajo la enfermedad.

Ante la polémica que generó la situación que denunció Daveanah, un vocero del hospital se pronunció al respecto y dijo:

“La prioridad siempre es la atención segura para los bebés y niños que ingresan en el departamento de emergencias pediátricas. Gracias a la experiencia de nuestro equipo de emergencia, altamente capacitado, el bebé en este caso recibió la atención adecuada”, agregó.

Asimismo, explicó que están consternados por la actuación de la recepcionista y agradeció a Daveanah por hacer explicado la situación y reaccionar de la mejor forma.

Afortunadamente este pequeño se salvó gracias a la valentía de su mamá y a la atención oportuna de la doctora que actuó a tiempo para preservar su vida. La intuición de una madre nunca se equivoca, comparte esta noticia.