Un hombre de 24 años de Massachusetts identificado como Benjamin Walsh, se declaró inocente después de que la policía lo acusara de apuñalar a su novia 20 veces y a sus padres durante una celebración de la familia en un restaurante italiano.

Él mató a su novia Olivia Walsh, de 24 años a quien le causó 20 heridas con un arma blanca, 13 en su espalda.

Después, se dirigió hasta el restaurante en el que se encontraban sus padres celebrando un cumpleaños y con el mismo cuchillo los hirió.

Laura Walsh, madre del acusado, fue herida en el estómago y permanece hospitalizada en estado grave.

Mientras que Mike Walsh, padre de Benjamin, ya recibió el alta médica y comentó a los medios de comunicación que su hijo sufre trastornos de salud mental y abusa de sustancias estupefacientes, aseguró que estaba “fuera de sí” al momento del ataque.

“Sé que cuando se dé cuenta de lo que hizo anoche estará devastado”, relató el padre.

Los testigos del ataque relataron que escucharon al joven acusado gritando: “¡Quiero matarte! ¡Voy a matar a todos!”

Benjamin mató a su novia en el apartamento en el que ambos convivían en Needham, y después se dirigió hacia donde estaban sus padres. Las autoridades policiales se dirigieron al lugar después de recibir llamadas de alerta por apuñalamientos.

Otros familiares que se encontraban en la celebración lograron detenerlo y lo ataron a una mesa mientras llegaba la policía.

Mientras las autoridades estaban en la escena del crimen, el hermano de Benjamin les pidió que fueran a comprobar el estado de la novia del joven ante las altas probabilidades de que él hubiera atentado contra su vida.

Así fue como los agentes hallaron a la joven estudiante sin vida, y comprobaron que el joven utilizó el mismo cuchillo para los ataques.

El padre de Benjamin no sabía sobre el asesinato de Olivia Bergstrom, se enteró a través de un noticiero televisado mientras estaba en la sala de emergencias del hospital.

Finalmente, Benjamin Walsh fue procesado en la habitación del hospital donde fue ingresado para someterlo a un examen psicológico además de recibir tratamiento médico para una lesión que sufrió en una mano.

Mientras yacía en la cama de hospital esposado recibió la orden de prisión sin fianza.

Las dramáticas imágenes han causado conmoción en las redes, muchos aplauden la oportuna labor de los agentes de la policía quienes actuaron con rapidez para impedir que el acusado atentara contra la vida de más personas.

Benjamin representa un grave peligro para la sociedad y necesita permanecer en prisión para proteger la integridad de sus seres queridos y de quienes tenga alrededor.

La familia de Olivia está devastada, ella era la novia de Benjamin desde hace dos años y se mudaron a vivir juntos desde el verano del año pasado.

Ella compartió el acontecimiento con una publicación en sus redes sociales en la que escribió: “Aquí hay que compartir y celebrar nuestro nuevo departamento. No puedo esperar para pasar muchas más puestas de sol contigo”.

Olivia se graduó en Holliston High School y estudiaba diseño de interiores en el instituto Wentworth Institute of Technology en Boston.

Daily Mail

Benjamín se describía en Instagram como alguien que quería emprender “una guerra contra el egoísmo promoviendo la belleza interior y el amor sin límites”.

Comparte este atroz crimen, hay que estar siempre alertas ante cualquier trastorno que pueda tener indicios de violencia antes de que sea demasiado tarde.