Un lamentable accidente sucedió en el Aeropuerto Internacional de Portland en junio de este año que terminó con la muerte de Bernice Kekona, una mujer de 75 años.

Su familia está demandando a Alaska Airlines y a la empresa Huntleigh USA, después de que la mujer, discapacitada, se cayera de una escalera y falleciera a causa de las heridas meses después.

El accidente quedó grabado en vídeo y puede verse a Bernice, sentada con el cinturón en la silla de ruedas, cayendo de una escalera mecánica y golpéandose muy fuerte debido a que la silla quedó arriba de ella.

La anciana en su silla de ruedas, en la cima de la escalera.

Después de que su vuelo desde Hawaii aterrizara en Portland, la familia contrató a una empresa para asegurarse que llegara a salvo y pudiera hacer la conexión del avión. Pero aseguran que no la aerolínea ni la empresa cumplieron con ofrecerle el servicio que habían prometido.

Las imágenes muestran que la mujer aparece en la cima de la escalera, es atraída por la cinta y cae por los escalones mientras un hombre trata de salvarla.

Aunque pudieron sentar a la mujer nuevamente en la silla, su familia asegura que la mujer sufrió un fuerte golpe en la cabeza y en el pecho, se cortó el tendón de Aquiles y sufrió cortes profundos en un lado de su cara.

Cuando cae la anciana el hombre se lanza a ayudarla.

Corre por las escaleras para levantar a la mujer.

La mujer cayó de bruces y quedó atrapada en la escalera mecánica, sin poder moverse, mientras seguía camino al piso inferior. Finalmente, una mujer agente de seguridad detiene el mecanismo de la escalera y logran sacarle la silla de encima.

El abogado de la familia asegura que, desde el accidente, la anciana sufrió de terribles dolores hasta que falleció en septiembre, consecuencia de una infección que se produjo en su tendón.

La escalera continúa en movimiento, y el hombre no puede levantar a la mujer.

La herida en su tendón se infectó tanto que los doctores tuvieron que amputarle la pierna a la altura de la rodilla. Además su presión arterial nunca se recuperó después de la cirugía y Bernice falleció el día siguiente.

La familia ahora demanda a Alaska Airlines y a Huntleigh USA porque la mujer se cayó a causa que no brindaron el servicio de asistencia que habían prometido.

Exigen la compensación por daños y prejuicios, los gastos y cualquier “otro resarcimiento que la corte pueda considerar justo y apropiado” como consecuencia de la falta caída de la anciana.

“Entre sus heridas y su muerte, Bernice gastó más de $300 mil en gastos médicos para tratar sus heridas de la caída” asegura el abogado.

Gracias a que detuvieron la escalera pudieron sacarla de la silla.

De acuerdo con la demanda, cuando la anciana llegó a la puerta de embarque le mostró el ticket del servicio a un empleado de Alaska Airlines, que le señaló la dirección que tenía que tomar.

Minutos después, se ve en el vídeo a la anciana moviéndose por el aeropuerto, confundida y perdida. Se detuvo en un puesto de seguridad y en una tienda del aeropuerto buscando la puerta de embarque.

Huntleigh USA, la empresa contratada por la aerolínea para asistir a las personas con discapacidad en el aeropuerto, no ha hecho ningún comentario.

Este es el vídeo de las cámaras de seguridad:

Por su parte, Alaska Airlines asegura que la investigación dentro de la empresa continúa, pero aseguran que la señora no aceptó la asistencia en la terminal y decidió avanzar por su cuenta para llegar a su conexión.

La aerolínea señala que su reserva no tenía ninguna “discapacidad cognitiva, visual o auditiva”.

Alaska Airlines además le digo a un medio de comunicación que la señora Kekona tenía el derecho de rechazar el servicio de silla de ruedas y que la compañía esta “destrozada por este trágico y perturbador incidente”.

¿Qué piensas de este asunto? Déjanos tu opinión y comparte la nota.