Desde que un hijo viene al mundo, los padres no hacen otra cosa que excederse en desvelos para que crezcan sanos, felices y seguros. Su inocencia y su dulzura nos roban el corazón y hacemos lo que sea para que nada malo les pase. Pero tristemente, no siempre las cosas suceden como uno quisiera y misteriosamente algunos pequeños tienen que afrontar dolorosas enfermedades. ¡Ningún padre está preparado para eso! Y peor aún cuando el pronóstico es desalentador.

Es lo que los padres de Brody Allen han pasado durante dos largos años, desde que un día fue llevado al médico pensando en que padecía alguna infección en el oído. Pero tras una serie de exámenes, descubrieron la triste realidad que le causaba esas molestias: CUATRO tumores en su cabecita que no podían ser tratados a causa de un agresivo y poco frecuente cáncer de cerebro congénito.

Los tumores del pequeño se denominan “embrionarios con rosetas multicapa” y sólo 300 personas en el mundo padecen esta afección.

Dado el grave diagnóstico, a su tan corta edad Brody tuvo que ser sometido a quimioterapias, que lo dejaron sin cabello. Pero en ese proceso lamentablemente no sólo que no mejoró, sino que uno de los tumores creció y apareció un QUINTO tumor, con lo que las esperanzas de su curación cada vez se veían más lejanas.

Además, era demasiado pequeño para soportar un tratamiento más fuerte como la radioterapia, así que los médicos no querían sembrar falsas esperanzas en los padres de Brady, Todd y Shilo Allen, y les dijeron que al niño le quedaban apenas 2 meses de vida.

Todd y Shilo, por su parte, se han dedicado a brindarle todo el amor y cariño que necesita su pequeño, pero realmente ha sido una prueba durísima. Cada pinchazo, cada quimioterapia, cada nausea, cada dolor, es algo indescriptible que Shilo quisiera ahorrárselo y no tiene cómo.

Es por eso que, ante la inminencia de su partida, sabiendo que les espera lo peor, decidieron hacer lo que fuera para que el tiempo que permanezca con ellos sea el más feliz.

Algo que les entristecía sobre manera es la posibilidad de que Brady ya no esté con ellos en las próximas Navidades, pero entonces pensaron que si diciembre no ha llegado y por tanto la Navidad tampoco, ellos harían que llegase a su hogar.

Para esto, la madre de Brady creó un grupo en Facebook llamado Team Brody (Equipo Brody), a través del cual se valió para comunicar el estado de su hijo, y a la vez pedir la colaboración de conocidos y no tan conocidos, y de todos los vecinos, por supuesto, para llevar la Navidad a casa de los Allen en septiembre.

Como era de esperarse, miles se conmovieron con la historia, y no sólo que apoyaron la idea de que Brady tuviera su Navidad en casa, sino que todos los vecinos decidieron decorar los jardines de sus hogares con motivos navideños, así que la Navidad llegó a todo el vecindario.

Por su parte, la familia de Brady no podía hacer menos, y decoraron toda la casa como si estuvieran en pleno diciembre.

“Para él es sólo Navidad. Se despertó un día y el árbol de Navidad estaba fuera. Él no sabe que no es realmente Navidad”.

“Él simplemente lo está disfrutando“, dijo la hermana mayor de Brady.

El que Brady pudiera tener todo eso en septiembre no fue sencillo, ya que las tiendas no suelen tenerlo disponible, así que el apoyo masivo que recibió en el grupo de Facebook conmovió enormemente a los padres.

Desde juguetes, cientos de cartas dirigidas a Brady, hasta videos en los que pequeños como él le cantaban villancicos, fueron algunas de las emotivas muestras de solidaridad que recibió esta familia. ¡Y lo tenían muy merecido!

Es realmente difícil, pero me encanta ver la alegría en sus ojos. Lo hicimos para hacerlo feliz”, dijo su madre, que también abrió una página en GoFoundMe donde ha recibido un gran apoyo.

Facebook

Brady sólo se dedicó a disfrutarlo y ahora los solidarios vecinos están preparando un gran desfile navideño la próxima semana con un Papá Noel gigante en un camión de bomberos, que además llevará a súper héroes por todo el barrio. 

Boy with brain cancer gets early Christmas

🧒🎅🎄❤️A two year old in Ohio is getting an early Christmas after a devastating diagnosis. Brody Allen was diagnosed with a rare type of cancer and was not responding to treatment.Doctors told the family five weeks ago that Brody would have just two months to live. So the family decided to hold Christmas early, so Brody could get just one more.The family reached out to neighbors asking for help and then turned to social media, and the Christmas spirit in everyone came out.The neighborhood pitched in to turn their street into a winter wonderland, and letters of support, cards, and lots of gifts for Brody came in.

Publicada por KHQ Local News en Domingo, 16 de septiembre de 2018

Una de las vecinas comentó que no podían hacer menos, ya que Brady era parte de sus vidas y su familia está pasando por los peores momentos.

Enviemos un mensaje de solidaridad a esta familia y aprendamos de la solidaridad de toda esta gente maravillosa que ha hecho posible a Brady los días más felices de su corta vida. Compártelo con tus amigos.