Un reciente suceso ha desatado la ira en las redes después de que dos empleados de una frutería en Lepe, España, compartieran “orgullosos” el vídeo del indignante momento en el que humillan y maltratan a un indigente.

El pobre anciano acudió como de costumbre a la frutería, donde la propietaria M.J., cuya identidad completa se desconoce, solía obsequiarle alimentos gratuitamente, debido a que se trataba de una persona mayor y sin hogar.

Cuando el anciano llega al establecimiento, le atienden 2 hombres que al parecer son los empleados de turno. Uno de ellos le dice al otro que le de algo, mientras graba la escena. Todo parece indicar que se están preparando para gastarle una broma al anciano, y lo quieren dejar recogido todo en vídeo.

Enseguida le enseña una caja de fresas y le pregunta:

“Mira, ¿ves cómo están buenas?”

Inmediatamente se la estampa completamente en la cara del pobre indigente. ¡Es verdaderamente indignante!

Mira el inquietante momento en que humillan al pobre anciano:

Los desalmados empiezan a reírse a carcajadas y ya han cumplido su objetivo, tienen el vídeo perfecto para compartirlo en sus redes sociales, y tener el minuto de fama entre sus amigos, a costa de la humillación del pobre hombre.

El indigente no hace otra cosa que mirar hacia el suelo, y marcharse con la fruta estropeada, que no le sirve más que para tirarla a la basura.

Una vez que el vídeo fuera publicado, y contrariamente a lo que los crueles hombres pensaban, las redes reaccionaron, sí, pero llenas de ira tras la brutal humillación grabada en directo.

No pasó mucho tiempo para que fueran denunciados, y que la propietaria tuviera que pedir disculpas públicas, asegurando que se tomarán todas las medidas correctivas necesarias. Actualmente, el caso ha pasado a disposición judicial en espera de una pronta resolución. 

El incidente tuvo lugar el jueves pasado y tras difundirse el vídeo de 20 segundos de duración y hacerse viral, inmediatamente fue eliminado de las redes sociales. En la tarde de ese mismo día, la Policía local de Lepe tomó las riendas del caso y ordenó que se abriesen diligencias judiciales contra los dos autores de los hechos por un presunto delito contra la integridad moral.

Youtube / Policía Local de Lepe

Los ancianos son los seres más indefensos y vulnerables de una sociedad. Ciertamente, se vuelven como niños y a la mayoría de las personas con un mínimo de sensatez, nos despiertan sentimientos de amor y ternura por quienes lo han dado todo en sus años de juventud. No podemos permitir que gente sin alma ni cerebro, les hagan tanto daño. También es cierto que la vida da vueltas, y no quiero pensar lo que les pueda esperar a este par de desalmados cuando lleguen a la vejez.

¡Comparte esta indignante nota con tus amigos! Y no dejes de denunciar cualquier clase de atropello a los más vulnerables.