Las personas que deciden tener una mascota, lo hacen porque se sienten capaces de cuidarla, de cubrir todas sus necesidades y brindarle amor, o por lo menos así deberían. Una persona que decide tener la compañía de un animal, siente respeto por él y evitaría que sea maltratado.

Lamentablemente, algunas personas que no tienen empatía alguna por los animales deciden tener una mascota con resultados catastróficos.

Así ocurrió en una calle de la ciudad de Jiangyou, en China, cuando un transeúnte notó que una mujer caminaba y llevaba a un cachorro, pero no era un paseo para nada agradable, sino una agresión pública y sin ningún tipo de respeto de parte de la mujer hacia el perrito.

Ella lo llevaba con una correa, el perrito no quería caminar o estaba muy asustado para hacerlo, así que ella lo arrastraba.

Ella caminaba con actitud desafiante y no solo arrastraba al animal que estaba completamente inmóvil y se encorvaba en cada pausa, sino que ella con cada paso lo balanceaba por el aire, lo dejaba caer, arrastraba y repetía la agresión mientras avanzaba.

Parecía no importarle si la veían, o si lo que hacía se trataba de un abuso hacia el perrito.

El transeúnte que había comenzado a grabar la escena se acercó para reclamarle a la mujer lo que estaba haciendo, indicándole que se trataba de maltrato animal. Sin embargo, a ella no le importó y respondió de manera desagradable que “era problema de ella”, y continuó.

El transeúnte, que resultó ser una persona preocupada por los animales, quiso ayudar al perrito de alguna manera.

Así que terminó ofreciéndole dinero a la mujer a cambio del inocente cachorro, ella accedió el intercambio y el perrito fue llevado a una clínica veterinaria, donde examinaron si había sufrido alguna lesión o si había sido maltratado anteriormente.

Afortunadamente, el cachorro no tenía ningún tipo de lesiones y estaba muy sano.

DailyMail / Youtube

A continuación, el angustiante video donde el perrito es arrastrado miserablemente por su dueña:

El video fue compartido en las redes sociales y muchas personas manifiestan su rechazo a quienes actúen de la manera en que lo hacía esta mujer. En China, no suelen tener mucha empatía por los perros y hasta hace poco no fueron considerados mascotas, pero cada vez hay más personas preocupadas por ellos y tratando de evitar escenas como estas. Agradecemos a la persona que rescató a este pobre perrito, sabemos que la vida se lo recompensará de alguna manera.

No dejes de compartir esta historia y recuerda que si ves a alguien maltratando a un animal puedes… ¡Y debes! denunciarlo.