Como todos los países y culturas, es normal que cada sociedad tenga sus fiestas tradicionales y religiosas. Los rusos a pesar de sus diferencias con muchas partes del mundo no son la excepción, ellas tienen diversas celebraciones que los unen como sociedad y con la que honran sus costumbres y religión, la Maslenitsa es una de esas fiestas que no dejan de festejar cada año y que estaría a la par del Carnaval Cristiano Católico.

Durante varios días ellos hacen diversas actividades que incluyen juegos, competencias, comidas y donaciones a los pobres.

Sin embargo, algunas de sus competencias pueden resultar bastante peligrosas, como las que vemos en un video que se popularizó debido a un accidente. La actividad se trata de subir un poste de al menos 10 metros de altura, sin ningún tipo de protección, ni ayuda más que la fuerza de cada competidor.

En lo más alto del poste, se encuentra una caja de colores llamativos y tocarla significa que has superado el reto.

En Siberia, un hombre joven y fuerte decidió con mucho entusiasmo que podía lograrlo, así que se enfrentó al reto en medio del frío, con un suelo nevado y a una temperatura inferior a los -20 °C, mientras solo llevaba puesta su ropa interior.

El hombre comenzó con mucha fuerza y velocidad en pocos segundos subía al poste como si se tratara de un juego de niños, mientras alguien narraba con voz emocionada la hazaña.

Todo indicaba que sería un competidor inigualable pero pronto todo se salió de control.

En el momento que empieza a descender del elevado poste, parece perder el equilibrio o la fuerza de sus brazos y se suelta, como consecuencia sufrió un aparatoso y fuerte impacto contra el suelo que solo tenía un fino colchón de goma espuma, acompañado de gritos de asombro que terminaron en un silencio sepulcral.

Nadie se atrevía a moverse, ni a emitir ningún sonido, solo un paramédico se acercó inmediatamente.

Poco a poco otras personas se fueron acercando para ayudar, subirlo a una camilla en la cual una ambulancia lo llevaría hasta el hospital más cercano. Sin embargo, a pesar de algunos susurros seguía reinando el silencio entre todos los espectadores.

A pesar de ser un juego muy peligroso nadie espera que los competidores salgan lastimados.

Actualidad / YouTube

Aunque no se pudo conocer la identidad del desafortunado hombre, se sabe que logró sobrevivir a la impresionante caída y que actualmente se encuentra en recuperación.

Esperamos que sus lesiones no hayan sido graves y que pronto pueda volver a su vida normal, que sirva como ejemplo para fiestas futuras, en las que si bien se espera que se conserven las tradiciones, las medidas de seguridad sean tomadas en cuenta.

No olvides compartir esta increíble historia con todos tus contactos.