Los padres del futuro bebé Cam Martin fueron en reiteradas ocasiones a múltiples chequeos médicos durante el embarazo, pero las ecografías no lograron capturar en ningún momento la noticia que tanto afectaría la vida de este bebé.

El día del parto nació primero Jack, quien por suerte nació con un excelente estado de salud. Pero el pequeño Cam no correría con la misma suerte.

Los padres de Cam se llamar Matt y Sara y tienen 29 y 27 años de edad.

Minutos después nació Cam y su padre comenzó de inmediato a sospechar que algo no andaba del todo bien con su bebé. Las enfermeras y los médicos lo rodearon de inmediato y le explicaron la condición con la que había nacido Cam.

“Cuando fui a ver a Cam estaba completamente rodeado de enfermeras. Nunca había visto una cara como la suya. No sabía que pasaba. Una enfermera me dijo que tenía el labio y el palador hendidos”.

Esto cambiaba por completo la manera en que el pequeño bebé debía ser alimentado y cuidado, así que sus padres se informaron muy bien con su equipo médico y comenzaron a buscar soluciones para que Cam lograra llevar una vida normal lo más pronto posible.

Esta condición puede dificultar la capacidad para hablar de los niños e incluso cambiar la forma en que estos escuchan.

Cam pasó unos días en la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos, pero después fue dado de alta y logró ir a casa con su familia.

Como el pequeño Cam no podía recibir de manera tradicional la leche materna, fue alimentado a través de un biberón especialmente realizado con una válvula.

Los médicos le explicaron a los padres que lo mejor sería realizar una serie de operaciones a Cam para corregir por completo su boca. Los primeros meses de su vida utilizó una pieza en su boca que lo ayudaría a estirar el área y hacer que todo fuese mucho más sencillo para el momento de la operación.

Pronto llegó el momento de su primera cirugía y los nerviosos padres esperaron angustiados por los resultados.

Cam tan solo tenía tres meses cuando se le practicó su primera operación.

Y los resultados fueron maravillosos. Los amorosos padres lograron ser testigos de uno de los momentos más hermosos en la vida de su hijo: su primera sonrisa.

“Fue una hermosa sonrisa de rostro completo. Nos regaló la mayor sonrisa que pudo. Sara y yo lloramos porque comenzábamos a pensar que nunca lo veríamos sonreír”.

Unilad

En un conmovedor video se puede ver el asombroso cambio que ha ido teniendo la cara de este hermoso bebé. Los médicos esperan volver a operarlo cuando tenga 18 meses para continuar reparando su paladar y una vez que alcance entre los 4 y 7 años lo operarán para reconstruir sus encías.

Se espera que Cam pueda tener un crecimiento mayores complicaciones.

Celebramos el especial momento que esta familia pudo tener con su pequeño gracias a la maravillosa labor del equipo médico.

Te invitamos a compartir esta nota para celebrar lo lejos que el pequeño Cam ha llegado.