La calle es un lugar lleno de peligros, nunca sabemos con qué clase de personas nos vamos a cruzar y qué tipo de intenciones tienen con nosotros. No es secreto para nadie que las mujeres somos las más vulnerables ante agresiones, especialmente de tipo sexual. Muchas personas llegan a normalizar la violencia e incluso a juzgar a la mujer que ha sido agredida por adentrarse al peligro.

Una chica de 22 años tuvo que vivir un momento aterrador cuando hizo algo que prácticamente está “prohibido para una mujer sola”.

Ella le pidió a un caminero que la llevara a su destino, en muchos lugares acostumbran a viajar con esta modalidad que no debería representar ningún peligro ya que se tratan de trabajadores. El peligro podría ser que no sea un vehículo habilitado para transportar pasajeros pero no porque el conductor pueda ser una persona peligrosa, sin embargo, “hacer dedo” como se le conoce en Chile, el lugar de los hechos, cuando se trata de una mujer sola puede ser considerado un acto de locura.

A pesar de eso, esta chica cuya identidad está protegida decidió usar este medio para llegar a su destino.

Un hombre joven accedió a llevarla pero pocos minutos después, mientras manejaba comenzó cometer un acto de agresión sexual. Mientras la joven aún se acomodaba en el camión, el hombre bajó su pantalón un poco y le dijo a la chica, “¿me puedo masturbar?”, y sin mediar más palabras empezó a hacerlo ante los ojos de su víctima. Ella comenzó a suplicar que dejara de hacerlo pero también decidió grabar lo que estaba viviendo con su teléfono móvil.

“Por favor, para, por favor, ¿por qué me haces esto?”, son algunas de las palabras de la aterrada joven.

Finalmente, ella le dice “te voy a denunciar” y el agresor al darse cuenta de que lo está grabando intenta arrebatarle el teléfono. Según la chica, dos minutos después él la dejó bajar del camión y sin perder el tiempo puso la denuncia ante los Carabineros, una entidad policial y de carácter militar en Chile.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Concepción ubicada en el centro de Chile.

Twitter / LeRepublica

Desde entonces, los funcionarios se están encargando de darle apoyo emocional y psicológico a la víctima, mientras comenzaron un operativo de búsqueda para atrapar al conductor por su crimen de índole sexual hacia la mujer que se encontraba indefensa y dentro de una propiedad privada a cargo de él. Después de la denuncia de la joven, otras chicas manifestaron haber sido víctimas de acoso o agresiones de parte del mismo hombre.

No olvides compartir esta historia quizás la información llegue a alguien que pueda aportar datos sobre el paradero del agresor.