A pesar de tener más de 7 meses embarazo, la campeona de lucha de la UFC Miesha Tate, que vive en Las Vegas, Estados Unidos, peleó con un perro grande para defender a su cachorro. Los viejos hábitos son difíciles de quitar, dicen, y para la joven de 31 años parece ser más que cierto.

La noticia la dio a conocer ella en su perfil de Facebook, donde contó cómo salvó a Skooter, su pequeño perro de otro más grande y musculoso: un mastín napolitano.

Miesha con Skooter.

La joven de 31 años tenía en ese momento 7 meses y medio de embarazo.

Instagram @mieshatate

“Esto pasó hace unos días”, cuenta Miesha en la publicación que hizo en su red social:

“Salimos a pasear con mi perro Skooter por el vecindario cuando este mastín napolitano escapó de su jardín y empezó a perseguir a mi perro. Pude darme cuenta por su lenguaje corporal y su pelo encrespado, que no era un acercamiento amistoso. Antes que me diera cuenta el perro estaba sobre Skooter y justo cuando fue a morderlo, me lancé sobre él. Lo aparté de mi perro y escapé rápidamente con él en brazos. No puedo creer que pasara tan rápido. Me quedé helada por un segundo conmocionada y en shock, podría haber perdido a mi mejor amigo ese día”.

Así terminó la pierna de Miesha tras la pelea con el mastín napolitano.

Las fotos de sus heridas acompañan la publicación que hizo contando la historia.

Parece que la pelea fue un poco más violenta de lo que cuenta, ¿verdad?

Facebook Miesha Tate

“Por suerte, Skooter terminó con un corte en su cabeza y una oreja mojada, así como rasguños en sus patas, pero está bien… Estoy tan contenta que no haya sido peor, me alegra haber podido llegar a ellos antes que enganchara a Skooter y agradezco que no haya sido agresivo con la gente. Después me sentí culpable por poner en peligro a mi bebé porque estoy de 7 meses y medio de embarazo, pero fue el instinto y no tuve tiempo para pensar y estoy segura que hubiera reaccionado de la misma forma. No hay ninguna posibilidad que viera a mi perro ser despedazado. Sin embargo, dos cosas me sorprendieron, 1) que me muevo muy rápido para estar embarazada y 2) que aún tengo algo del espíritu luchador en mí  😂. No me presiones mamá oso lol🐻!!”

Con casi un metro de hombro a hombro y pesando más de 45 kilos, con una cabeza enorme y una expresión de alerta constante, el mastín napolitano que atacó al pequeño Skooter es realmente una criatura intimidante.

Este es un mastín napolitano (aunque no el que atacó a Skooter).

Skooter tenía algunos rasguños producto de la pelea.

La ex luchadora de la liga de la UFC terminó con varios moretones y heridas en sus piernas, principalmente, puesto que al tirarse a separar a ambos perros se lastimó las rodillas, además de un corte que le hizo la pelea con el mastín.

La joven asegura que volvería a hacer lo mismo si tuviera que salvar a su perrito.

Facebook Miesha Tate

¿Qué te parece lo que hizo la joven madre?

¡Déjanos saber tu opinión y compártelo en tus redes!