Toda mujer se siente complacida cuando algún hombre que la atrae demuestra que el sentimiento es recíproco y la invita a una cena romántica. Trata de arreglarse lo mejor que puede para disfrutar y eternizar el mágico momento. Sin embargo, antes de aceptar una cita, debemos conocer a fondo de quién se trata. Podrían haber desagradables sorpresas de las que nos podríamos arrepentir de por vida.

Este caso pareciera extraído de una película de terror, al estilo de Hannibal Lecter, pero es real. Ya se dice que muchas veces la realidad supera a la ficción. Esta chica fue invitada a cenar y lo que la esperaba era un auténtico infierno.

El monstruo Anatoliy Ezhkov invitó a una enfermera de 41 años, Irina Gonchar, a su apartamento para una velada romántica en un hostal en Kurgan, en el centro de Rusia, después de haberla conocido a través de un chat en línea.

Todo parecía transcurrir con normalidad, hasta que después de acosarla la golpeó hasta dejarla sin sentido, antes de atarla con una cuerda y clavarle los dientes en el cuello.

Se cree que el caníbal de 45 años consumió muchas drogas para después tratar de estrangularla. Pero debido a la cantidad de sangre, no pudo agarrar con firmeza su cuello.

“Procedió a arrancarle las orejas, la nariz y las puntas de los dedos con los dientes, así como a arrancarle a trozos parte de su columna, durante la dura prueba que duró cuatro horas”.

La mujer finalmente fue rescatada después de que los vecinos, al escuchar sus gritos desgarradores, llamaron a la policía.

Fue llevada al hospital con una conmoción cerebral, una fractura de columna y heridas graves en el resto del cuerpo.

Un pariente de la mujer dijo a los medios locales: “Esta tortura duró cuatro horas, este hombre le desgarró el cuerpo con los dientes, ella está segura de que trató de matarla”.

Intentó ahogarla, pero su cuello estaba cubierto de sangre y sus manos se volvieron resbaladizas.

“Los vecinos escucharon gritos pero están acostumbrados a estas cosas, ya que hay muchos alcohólicos viviendo en el hostal”.

Después de ser interrogado, el hombre fue liberado bajo fianza de la policía hasta la audiencia en la corte.

Un familiar conmocionado, que no se identificó, dijo a los medios locales:

“¿Cómo pudieron los policías dejarlo ir? ¿Qué pasaría si él irrumpe en su piso después de que la envíen a casa e intenta matarla?”

Un testigo dijo: “Estoy sorprendido con esta historia y aún más sorprendido de que haya sido liberado”.

“La familia necesita urgentemente ponerse en contacto con la oficina del fiscal en Moscú, si los legisladores locales no están lo suficientemente calificados”.

Daily Mail

Un acto verdaderamente atroz, pero más indignante aún que las autoridades no hayan tomado las medidas precautelares para que el psicópata no ponga en riesgo la vida de esta y otras inocentes mujeres.

Unamos nuestras fuerzas para levantar la voz. ¡Es necesario que se haga justicia! Compártelo con tus amigos.