Ser madre es una tarea que requiere compromiso, afecto, y mucha responsabilidad, muchos de nosotros tenemos o tuvimos ese ejemplo en nuestras casas, y sabemos que los sacrificios son muchos y que las madres incluso prefieren negarse un plato de comida para dárselo a sus hijos; esta madre inglesa es vivo ejemplo de eso.

Cassi McTaggart, de 31 años, es madre soltera de cuatro pequeños y se vio en la obligación de reducir su comida a tan solo una rebanada de pan tostado por varias semanas. Durante algunos días incluso no comía para poder alimentar a sus hijos con un plato de comida adecuado.

Los hijos de McTaggart se llaman Hassan, de 8 años; Jahaan, de 7 años; Iyaz, de 5 años y una pequeña de 5 meses de nacida que llamó Anaiyah. La mujer y sus hijos son beneficiaros del Programa Healthy Start, un proyecto que tiene como misión llevar bonos y cupones a las madres para que compren alimentos esenciales para sus bebés e hijos menores de 4 años.

Estos cupones entregados por el programa están destinados para personas en situación de pobreza y precariedad, que solicitan la ayuda mientras un agente verifica sus datos y notifica si puede aplicar o no ha dicho programa social.

Los cupones que reciben los beneficiarios tienen un valor de 3 euros aproximadamente, y son exclusivamente para canjearlos por leche de vaca pura en todas sus presentaciones, leche de fórmula infantil o frutas y verduras frescas o congeladas sin añadidos químicos.

También hay otro cupón entregado por el programa llamado Vitaminas de Healthy Start, con ese cupón gratuito el programa les entrega varios multivitamínicos que necesita en específico la mujer embarazada y la que acaba de ser madre, también dan otro tipo de vitaminas para los niños lactantes y otras para los que están en crecimiento.

Cassie era beneficiaria de este programa de ayuda social, pero el pasado mes de septiembre dejó de recibir los cupones del programa social sin notificación alguna, lo que sometió a la mujer a grandes aprietos económicos así que tuvo que modificar su alimentación para no afectar la de sus pequeños.

Mis cupones de Healthy Start fueron revocados sin previo aviso y no me di cuenta hasta el mes siguiente cuando me faltaba dinero”, cuenta la madre.

Cassie está dando pecho y alimentarse con solo una tostada de pan no es conveniente para su salud ni para la de ningún ser humano realmente.

burtonmail

Pasó un mes y a Cassie McTaggart le reintegraron los cupones, pero teme que vuelva a pasar por la misma experiencia en el futuro. “Me preocupa que las personas más vulnerables sean perseguidas por el Gobierno”, dice McTaggart.

Algunos días me quedé sin comida por completo ya que siempre pongo a los niños primero. Simplemente no podía comprar comida para mí y no tengo apoyo de los padres de los niños. Tuve que pedir prestado dinero a mi familia y a mis amigos para vivir… Si me hubieran informado que los vales iban a ser revocados, al menos podría haberme preparado. Pero no tuve advertencia alguna y sufrí por ello física y mentalmente”, agregó la mujer.

Hasta ahora la mujer no ha recibido ninguna disculpa o explicación de lo sucedido, fue un supuesto error con el sistema, pero ese error técnico provocó que Cassie perdiera mucho peso, además de llevarla a una situación de angustia y depresión.

Solo podemos imaginarnos las terribles semanas que vivió esta mujer para que sus hijos sintieran que todo era igual que siempre, esperamos que ellos ni ninguna otra familia pase por algo similar.

Sé la voz de esta madre y comparte esta noticia con tus amigos.