Generalmente nadie disfruta ir al dentista, podemos estar de acuerdo en eso; pero, como muchas cosas en esta vida es algo que como adultos tenemos que hacer, ya sea por nosotros mismos o por la salud bucal de nuestros hijos.

Sin embargo, los pacientes del dentista pediátrico, el Dr. Howard Schneider, de 78 años, han sufrido torturas indiscriminadas por parte del especialista médico sin razón o provocación alguna.

Y es ahora, después de que una madre consternada compartiera el video de su hijo llorando y gritando mientras el dentista hacia su trabajo, cosa que no debería pasar si al niño se le hubiesen administrado los sedantes apropiados, que muchos otros padres se han atrevido a acusar públicamente al sádico dentista por sus acciones.

El hecho ocurrió hace dos años en el estado de Florida, el doctor Howard Shneider fue sometido a fuertes investigaciones después de que una gran cantidad de padres molestos lo acusaron no solo de tendencias sádicas contra los niños, sino también de realizar extracciones de dientes injustificadas.

Esta pequeña niña que asistió a una consulta con el cruel odontólogo solo necesitaba que le sacaran un diente, pero al volver a casa su madre se dio cuenta de algo terrible.

El inhumano doctor había hecho algo atroz contra ella, había sacado en total 8 de sus dientes, uno tras otro sin descanso.

Además, los padres también alegan que este doctor se encargaba de ahorcar a los niños hasta dejarlos inconscientes en lugar de proporcionarles los sedantes apropiados e incluso usaba máscaras y otros métodos de intimidación para asegurar el silencio de sus víctimas.

Se lograron confirmar más de 60 casos diferentes de abuso, pero se piensa que estos podrían alcanzar los 1000. Por su parte, el silencio del doctor y el hecho de que constantemente se negara a dar explicaciones, tanto como a los padres preocupados como a las autoridades, han llevado a muchos a creer firmemente en la culpabilidad del mismo.

Todo esto sin mencionar que desde el 2015 el hombre se vio obligado a cerrar su clínica debido a los constantes ataques de padres que exigían justicia no solo por la integridad física de sus hijos, sino también emocional.

Incluso una madre llena de ira llegó a agredir físicamente al doctor después de enterarse del daño que le había hecho a su hijo.

Desesperados por llamar la atención respecto a este terrible problema, muchos padres compartieron fotografías de las bocas magulladas de sus hijos y de los dientes que fueron extraídos sin necesidad y sin el uso de anestesia.

Muchos niños simplemente eran amarrados a la silla y quedaban a merced del que ha sido llamado un sádico patológico. Obviamente esta experiencia es suficiente como para dejar graves daños emocionales en cualquiera, en especial un niño pequeño.

Daily Mail / Relay Hero / Youtube

La madre del niño del video logró capturar la tortura que estaba viviendo su hijo como evidencia para poder denunciar a este terrible hombre.

ADVERTENCIA: Los llantos de dolor del pequeño pueden herir la sensibilidad de algunas personas

Tristemente parece no haber ninguna intención de remover la licencia del doctor Schneider, quien continúa alegando que no ha hecho nada malo y que los padres de sus víctimas solo han exagerado la verdad.

Esperemos que la justicia caiga sobre este hombre y pague por los daños que ha causado a tantos niños inocentes. ¡No olvides compartir!