Cuando pensamos en una medre y sus hijos lo primero que nos viene a la mente es un vínculo fuerte y de protección. Sin embargo, este no es el caso de Ana Cecilia Gómez, quien generó polémica y un sentimiento de dolor entre las personas de su comunidad en la ciudad de Palpalá, en Jujuy, Argentina.

Todo comenzó cuando la mujer de 26 años denunció la desaparición de su hijo Alexis Mamaní de tan solo 3 años de edad.

Según las primeras declaraciones de la mujer el niño “se había soltado de la mano de su madre y como por arte de magia había desaparecido”.

A pesar de que ella hizo la denuncia tan solo una hora después de la desaparición del niño, los policías encontraron muchas inconsistencias en su declaración por lo que decidieron ampliar el interrogatorio y la investigación. Finalmente, la Ana Gómez terminó quebrándose y entre lágrimas admitió que ella mismo lo había asesinado.

Puedes leer más sobre su declaración aquí: Una joven madre denuncia la desaparición de su hijo de 3 años y después confiesa que lo asesinó.

Ella indicó el lugar donde había arrojado el cuerpo de su pequeño hijo y no respondió más preguntas.

Inmediatamente las autoridades se dirigieron al lugar del crimen, el cuerpo de Alexis había sido arrojado al río Zapla y fue encontrado entre las turbias aguas a 3 kilómetros del lugar indicado por la madre, 24 horas después de su desaparición. El fiscal Diego Cussel informó que el niño había muerto a causa de traumatismos craneoencefálicos, mientras que el médico forense Robles Avalos agregó que el niño fue golpeado y posteriormente arrojado al agua.

Más información al respecto en este encale: La autopsia revela que Alexis murió tras ser golpeado con una piedra en la cabeza y estrangulado.

Ana Gómez, lo había golpeado con una piedra estrangulado y arañado.

Según algunos testigos, ella le había prometido llevarlo al parque y luego a visitar a una amiga, por lo que el niño salió muy emocionado y ambos se habían vestido muy bien para dar su paseo. Pero en el camino ella decidió acabar con la vida del niño que decía amar, pero no quedaban claras las razones por las cuales lo había hecho.

En una declaración expresó: “Así como le di la vida, se la quité”.

Testigos policiales indicaron que su actitud era muy fría y que solo lloró unos minutos de los cuales se repuso rápidamente. Ella ahora está siendo imputada por el delito de homicidio agravado, tampoco descarto la participación de otras personas en el crimen.

Al parecer el niño tuvo una corta pero tormentosa vida pues existen denuncias anteriores de un posible abuso sexual.

TodoNoticias / ElTribuno

El padre del niño por su parte se encuentra en prisión por crímenes de agresión sexual dentro de su familia. Es lamentable saber que niños inocentes tienen que pasar por cosas tan horribles y que sus vidas se limiten al sufrimiento. Esperamos que todo se pueda esclarecer y que las personas vinculadas paguen por su crimen para que se haga justicia por la muerte del pequeño Alexis.

No olvides compartir esta terrible historia y no dudes en denunciar ante la sospecha de abuso o maltrato infantil.