Para algunas madres, tener un bebé no representa el compromiso más importante de su vida, no lo asumen como la responsabilidad de cuidar a un ser indefenso y completamente dependiente para garantizar su salud y bienestar.

Es lamentable, pero muchos niños alrededor del mundo son víctimas de crueles maltratos de parte de la persona más sagrada para ellos.

El crimen que cometió esta mujer tailandesa de 20 años es desgarrador, Netchanok Nokyungtong arrojó a su bebé recién nacido desde la ventana de su apartamento en el piso 17 porque su novio casado regresó con su esposa.

Ella admitió el crimen, y aseguró que lo hizo porque su novio la había dejado. Su pareja era un hombre de 40 años, llamado Kim, casado, que volvió con su familia en Corea del Sur poco tiempo después de que ella le informara que estaba embarazada.

De acuerdo a los informes suministrados por los organismos públicos, la mujer dio a luz el pasado martes por la tarde en su apartamento en Pattaya, Tailandia.

Poco tiempo después de dar a luz, ella envolvió al bebé en una bolsa de plástico y lo arrojó desde la ventana de su habitación en el piso 17. Uno de los testigos del hecho, alertó horrorizado a la policía que había visto un “objeto” caer desde la ventana en el cuarto piso y que impactó sobre el suelo.

Cuando corrió a las escaleras para comprobar de qué se trataba comprobó que era un bebé recién nacido, era una escena desgarradora.

En cuanto lo descubrió llamó a la policía para relatar que era un bebé envuelto en una bolsa de plástico de color verde, y que tenía el cordón umbilical adherido a su piel todavía.

Lamentablemente, el corazón del pequeño ya no estaba latiendo. Las autoridades se dirigieron al lugar y arrestaron a Netchanok, quien confesó haber cometido el crimen.

Ella relató a la policía que dio a luz de forma “inesperada” en el baño, abrió la ventana y dejó caer a su hijo.

Apichai Khemphet, un agente de la policía local aseguró que la mujer admitió haber matado al bebé y que será enjuiciada después de que recauden todas las pruebas.

“La señorita Netchanok dio a luz en el baño, donde se encontró sangre en el suelo. Dijo que estaba conmocionada y que no estaba lista para el nacimiento de su hijo”, relató el agente.

En las imágenes, la autora del crimen, posó a las fotografías tomadas por las autoridades policiales con las pruebas en su contra.

El agente de la policía comentó: “Este es un crimen brutal, el bebé nació en una condición saludable, la madre no tenía ningún tipo de compasión por lo que había sucedido”.

La acusada comentó que su novio se había ido y que le trató de decir que abortara al bebé, dijo que no tenía dinero para mantener al niño.

Por ahora, ella fue trasladada al hospital para recibir una evaluación médica, permanecerá bajo custodia policial y será llevada a juicio.

Daily Mail

¡Es desgarrador! No hay justificación alguna para que lo hizo, comparte esta noticia y alcemos juntos la voz contra la violencia.