Esta mujer asesinó a su hija y no tuvo otra opción que confesar su crimen, tuvo que explicarles a las autoridades por qué lo hizo después de que se encontrara a su pequeña de tan solo 5 años en el restaurante que le pertenecía.

Ming Ming Chen, de 30 años de edad, de Ohio, confesó haber matado a su hija de 5 años, la confesión fue grabada en video y este mismo se difundió a través de las redes sociales.

Hace un año cuando comenzó esta historia, la mujer de 30 años y su esposo reportaron a su hija perdida a la policía porque presuntamente estaba desaparecida.

La policía empezó una búsqueda exhaustiva de inmediato, la cual tardó un par de días para finalmente encontrar a la pequeña en la cocina del restaurante que le pertenecía a Ming Ming.

El cuerpo de la pequeña fue hallado en el restaurante Ang’s Asian Cuisine, propiedad de Ming Ming Chen; la mujer al principio no admitió su delito, pero más tarde confesó ante un investigador de la policía.

“¿La golpeaste?” – “Sí”.

La mujer de 30 años declaró haber matado a su hija y pedirle a su esposo que escondiera el cuerpo, después de su testimonio fue sentenciada a pagar 22 años de cárcel por su crimen.

“¿Cómo la golpeaste?” – “¿Cómo?” – “Sí”.

Cuando dio su declaración dijo: “La agredí y después se murió”.

Durante sus primeras declaraciones se le preguntó que por qué no lloraba si su hija se encontraba muerta y la mujer solo se mostraba inexpresiva ante la situación.

“Usando las manos para hacer esto”. – “Vale”.

Cuando confesó el motivo por el cual mató a su pequeña de 5 años simplemente dijo que no se pudo controlar, que estaba cansada de hacerlo todo en el restaurante, que ella no tiene 4 manos, que solo tiene dos, que ella no quería hacerle eso a su hija, pero que “A veces no te puedes controlar”.

Tengo que ocuparme de todo en el restaurante. Solo tengo dos manos, No soy una chica de cuatro manos, tengo dos. No quería hacerle eso a Ashley, pero a veces no te puedes controlar”.

El juicio de esta mujer se extendió durante casi todo el 2017 hasta el pasado 29 de diciembre cuando la mujer por fin admitió haber matado a su hija.

Ming Ming se declaró culpable a los cargos de homicidio involuntario, abuso de un cadáver, poner en peligro a un menor de edad, manipulación de evidencia, y obstrucción de la justicia.

Por su parte, su marido recibió una condena menor al aceptar un acuerdo y declarar en contra de su esposa, su condena fue de 12 años por los mismos delitos que Ming Ming a excepción del cargo de homicidio involuntario.

Daily Mail / Youtube

Puedes ver a continuación el video en inglés donde se ve a Ming Ming testificando:

Es lamentable que un ser inocente muriera debido a la inconciencia y falta de control de sus padres. Esperamos que esté en un lugar mucho mejor.

Paz a los restos de la pequeña Ashley. No olvides compartir.