La inmunoterapia es en la actualidad una de las alternativas más novedosas para combatir cualquier tipo de cáncer, pero lograr que el sistema inmune del paciente ataque solamente a las células malignas era uno de los retos que hasta el momento no se había logrado en su totalidad.

Pero ahora se ha abierto una nueva esperanza para los pacientes de la silenciosa enfermedad que acaba con millones de vidas en el mundo. Se trata de un trabajo liderado por el Dr. Joaquín Arribas, director del Programa de Investigación Preclínica del Instituto de Oncología de Vall d’Hebron (VHIO), en Barcelona, España.

Se trataría de una proteína ya descrita en el VHIO hace 10 años, la p95HER2, que ahora convrtida en fármaco sería la diana de una nueva terapia que permite guiar al propio sistema inmune de las pacientes para encontrar y eliminar células tumorales.

La primera autora del estudio es Irene Rius y ha demostrado la eficacia del fármaco llamado p95HER2-TCB, que se encarga literalmente de guiar a las células del sistema inmune llamadas linfocitos hasta la célula tumoral. Dicha proteína está presente exclusivamente en las células tumorales y no en las sanas.

De ese modo se puede combatir un tipo de cáncer de mama HER2+ en pacientes que no responden a otros tratamientos, y lo que es mejor aún y rebasa todo lo que se había descubierto hasta la fecha en soluciones para el cáncer, es que lo hace de manera dirigida únicamente a las células tumorales sin afectar a las sanas. Esto se logra gracias a que funciona como un imán que hace que el sistema inmune de la propia paciente sea atraído por las células tumorales.

En España se diagnostican alrededor de 27.000 nuevos casos de cáncer de mama anuales.

El nuevo fármaco ha sido probado exclusivamente en ratones demostrando su probada eficacia incluso contra las metástasis cerebrales del cáncer de mama.

“La proteína forma un puente entre las células del sistema inmune de la paciente y sus células tumorales, lo que permite una respuesta “muy dirigida y controlada” contra ciertos tumores de mama HER2+”, reza el extracto del estudio.

“Hemos conseguido llevar un tratamiento de inmunoterapia «a domicilio». Al sistema inmune le faltaba la dirección exacta del tumor, y ahora sabe que debe llevar el linfocito hasta las células que expresan la proteína p95HER2“, ha detallado Arribas.

El problema de la inmunoterapia hasta el momento es que los linfocitos, además de dirigirse a las células tumorales, también atacan a tejidos sanos.

“El valor de nuestro hallazgo es que evitamos este efecto secundario; hemos conseguido que los linfocitos vayan directo a las células tumorales en las que p95HER2 está presente”, explica por su parte Irene Rius.

La innovación se basa en los llamados anticuerpos biespecíficos, que tienen la capacidad de unir físicamente células inmunitarias con células tumorales –a diferencia de otros anticuerpos que se utilizan contra el cáncer, que se unen únicamente a las células tumorales–.

Según los especialistas, las pacientes con tumores de mama HER2+ que se pueden beneficiar son aproximadamente un 10 %, es decir, solo aquellos que expresan la proteína p95HER2, y esto supone un 40 % de los tumores HER2+, que a su vez suponen entre el 20 y el 25 % de todos los cánceres de mama.

“Aunque el 70 % de las pacientes con cáncer de mama HER2+ se están curando, hay un 30 % que no lo hacen y ahora podrán tener una opción”, dijo Arribas.

Tras la fase de prueba ahora será necesario llevar a cabo un proceso para adaptar el fármaco y que éste pueda ser empleado en humanos, aunque, según Arribas, esto no debería demorarse en exceso.

Esta misma diana podrá ser utilizada para desarrollar otros tipos de tratamientos antitumorales sin efectos secundarios, que no se usaban por su elevada toxicidad, pero que con este mecanismo irían dirigidas solo a la célula tumoral.

La investigación constituye un ejemplo translacional y multidisciplinar que refleja un arduo trabajo en equipo y el fruto de la suma de sinergias que han dado lugar al grandioso descubrimiento.

El trabajo ha recibido financiamiento de diversos organismos españoles e internacionales, entidades financieras y educativas comprometidas en la lucha contra el cáncer.

Cáncer.🌺Se curó por primera vez a una paciente que padecía de cáncer de mama avanzando mediante una técnica muy novedosa.Se utilizó inmunoterapia. Un tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir esta enfermedad. Existen dos formas de inmunoterapia. La primera usa anticuerpos inyectados para activar las células T las responsables de coordinar la respuesta inmune celular para que el organismo ataque a las células cancerígenas. La segunda forma extrae las células T de la sangre o del tumor del paciente y nada más las células que reconocen el tumor son cultivadas en el laboratorio y después son inyectadas de nuevo en el cuerpo del enfermo.La semana pasada se demostró que el segundo método puede funcionar, salvó la vida a una paciente que se ha curado por completo cuando le daban 3 años de vida.

Publicada por Science is coming en Martes, 12 de junio de 2018